Deportes

Pelea era desigual


México / AFP
La pelea entre el ucraniano-australiano Vic Darchinyan y el mexicano Víctor Burgos, por la categoría mosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), no debió realizarse porque no había paridad de fuerzas, señaló José Sulaimán, titular del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).
El combate disputado el sábado en Carson (sur de California) terminó por nocaut técnico, y el pugilista azteca debió ser intervenido quirúrgicamente del cerebro e inducido a un coma.
"Esa pelea no debió realizarse. Sólo vi dos rounds, y eso me bastó para observar la superioridad de un boxeador sobre otro, en el último asalto me di cuenta de que algo andaba mal", dijo Sulaimán en conferencia de prensa.
Aunque el directivo comentó que "el CMB no tiene nada que ver", ha tenido constante comunicación con los médicos que atienden a Burgos, y sabe de primera mano que dio signos de recuperación, aunque el miércoles por la noche se presentó "un pequeño problema, un suceso inesperado" del que dijo no conocer detalles.
"Pienso que el comisionado tiene la obligación de responder. Es una carrera que se acaba. Él está recuperándose, pero aún no se encuentra fuera de peligro", señaló el jerarca del CMB.
En el mismo acto, Sulaimán entregó al mexicano Rafael Márquez el cinturón que le acredita como campeón mundial supergallo y que obtuvo el fin de semana anterior al derrotar a Israel Vásquez en Carson, California.
"Es una demostración de apoyo al nuevo campeón mundial. De una caída que tuvo sacó el corazón para levantarse y apabullar al rival", comentó Sulaimán.
Aunque ya se comienza a pensar en una revancha entre Márquez y Vásquez, antes el nuevo monarca debe realizar una defensa contra un peleador tailandés por definir.