Deportes

IBAF elige presidente


Devolver el béisbol al movimiento olímpico es el objetivo del cubano Reynaldo González y del estadounidense Harvey Schiller, los dos candidatos que aspiran a alzarse hoy en Pekín con la presidencia de la Federación Internacional de Béisbol (IBAF, siglas en inglés), después que abandonara el holandés Theo Reitsma.
El elegido sucederá en el cargo al italiano Aldo Notari, fallecido el pasado julio, tras 13 años de mandato, y liberará de la presidencia en funciones al taiwanés Tom Peng.
González, vigente titular de la Comisión de Ética de la IBAF, cuenta a su favor con el hecho de ser miembro del COI, lo que le valió el apoyo de una veintena de federaciones que entienden que su posición de privilegio será de gran utilidad para presionar desde dentro al máximo organismo olímpico.
Entre las federaciones que apoyan a González están las de Puerto Rico, Venezuela, Brasil, Colombia o Nicaragua, en América Latina, España, Italia y Rusia, en Europa, o Taiwan, en Asia.
La baza de Schiller, ex director ejecutivo del Comité Olímpico de EU, reside en el hecho de ser estadounidense, país donde se disputa la mejor pelota del mundo y principal campo de batalla para lograr el regreso del béisbol al movimiento olímpico en 2016, descartado como está para los JJOO de Londres 2012.
El COI no aceptará el béisbol como disciplina olímpica mientras los mejores jugadores del mundo no estén presentes en la cita y, de momento, la Major League Baseball se niega a ceder a sus estrellas.
El béisbol ha sido deporte olímpico desde Barcelona 1992 y se caerá del programa tras los Juegos de Pekín 2008. En 2009, cuando el COI decida el programa para los JJOO de 2016, la pelota tendrá una nueva oportunidad para recuperar su condición de disciplina deportiva olímpica.
Quién de los dos candidatos es capaz de defender mejor los intereses mundiales del béisbol es una cuestión que dirimirán hoy los países miembros de la IBAF durante la votación en el Congreso Ordinario que tiene lugar en Pekín.