Deportes

Por tercera vez consecutiva no eligen para Cooperstown


Por tercera vez consecutiva, el comité de veteranos no seleccionó a nadie para ingresar al Salón de la Fama del béisbol.
Ron Santo, Jim Kaat y el cubano Tony Oliva, entre otros candidatos que sonaban fuerte, volvieron a quedarse en la sala de espera, tras difundirse el martes el resultado de la votación.
Gil Hodges, el umpire Doug Harvey y el líder sindical Marvin Miller también quedaron lejos del mínimo de 62 votos que se necesitan para pertenecer al templo de los inmortales en Cooperstown.
Santo fue el que más cerca estuvo de obtener el 75%, ya que el ex tercera base de los Cachorros de Chicago recibió un 70%. Su nombre apareció en 57 de las 82 papeletas.
Kaat, un ex pitcher que contaba con el fuerte respaldo del legendario Mike Schmidt, y Harvey obtuvieron 52 votos cada uno. Miller logró 51 y Hodges 50.
Oliva, ex miembro de los Mellizos de Minnesota y único hombre en la historia que ganó títulos de bateo en sus primeras dos temporadas, recibió 47.
El comité de veteranos fue objeto de una reforma tras denuncias de favoritismos en la elección de Bill Mazeroski en 2001. Ahora con 15 miembros adicionales, incluyendo figuras que están en el Salón de la Fama, el nuevo comité ha votado cada dos años, desde 2003.
“El proceso no fue diseñado con el objetivo de que siempre hay que elegir a alguien”, declaró Jane Forbes Clark, directora ejecutiva de Cooperstown.
Cal Ripken hijo y Tony Gwynn fueron seleccionados este año por la Asociación de Cronistas de Béisbol y serán exaltados en una ceremonia a realizarse el 29 de julio.
Los 84 integrantes del comité de veteranos incluyen a 61 miembros del Salón de la Fama, 14 periodistas de medios audivisuales, ocho redactores de medios impresos y uno que quedó del previo panel.