Deportes

Sevilla aprovecha caída del Barça


Madrid / AFP
El líder FC Barcelona se puso a tiro de sus perseguidores al perder por 2-1 en Valencia, ya que el Sevilla le alcanzó en la punta, aunque se mantiene segundo debido a una peor diferencia de goles, tras ganar al Atlético de Madrid (3-1), en la 23ª jornada de la Liga española.
El Barcelona, con un Ronaldinho que sigue en horas bajas, se estrelló ante un Valencia agazapado atrás, que esperaba su oportunidad para salir a la contra, que acabó ganando por 2-1.
Miguel Ángel Angulo encarriló el partido al rematar en el centro del área un buen pase de David Villa desde la izquierda (52) y se encargó de preparar el segundo tanto de su equipo con un gran pase atrás desde la línea de fondo hacia el centro del área, donde apareció en carrera David Silva para soltar un tiro que se coló en la portería de Víctor Valdés (55).
Los azulgranas recurrieron a las jugadas a balón parado y Ronaldinho se encargó de marcar el gol del honor al transformar un golpe franco en la frontal del área con el tiempo cumplido (90+2).
La tensión del encuentro se plasmó en una trifulca entre los jugadores que se saldó con la expulsión por roja directa del portugués del Barcelona Deco y del capitán del Valencia, David Albelda, cuando el marcador ya era de 2-0.
Tras la derrota, el Barça sigue líder, pero empatado a puntos con el segundo, el Sevilla, mientras el Valencia, a cuatro puntos de los primeros, se aupó al tercer puesto, empatado a puntos con el cuarto, el Real Madrid, que empató el sábado en su campo con el Betis (0-0).
El Sevilla, liderado por el pichichi franco-maliense, Frédéric Kanouté, y el brasileño Dani Alves, se impuso con autoridad al Atlético Madrid. Kanouté abrió el marcador al rematar en carrera en la frontal del área un gran pase desde el centro del campo del brasileño Dani Alves y “fusilar” al portero argentino Leo Franco, que nada pudo hacer (14).
Poco después era el propio Alves quien aprovechaba un pase atrás de Jesús Navas para soltar otro gran disparo desde la frontal del área y marcar el segundo de su equipo (21).
Con dos goles a favor y un hombre menos, el Sevilla se limitó a esperar en su campo a un Atlético de Madrid falto de ideas, al que Kanouté remató en el 73 al marcar al saque de un córner, a pesar del gol de Pablo Ibáñez (81).
Un penalti cometido sobre el “Kun” Agüero fue lanzado por Fernando Torres, pero el rechace de Andrés Palop fue aprovechado por Pablo Ibáñez para marcar.
El Zaragoza (6º) se impuso a un Villarreal (13º) que cosechó su tercera derrota consecutiva con un gol del internacional argentino Diego Milito (32).