Deportes

Nuevas reglas en las Mayores


El Comité de Reglas de Juego de las Grandes Ligas aprobó nuevas reglas que regirán a los jugadores del béisbol profesional de Estados Unidos a partir de la próxima temporada, que dará comienzo en abril.
Entre las cláusulas aprobadas aparece una que indica que si un jugador estropea o desfigura una base, será expulsado y recibirá una suspensión automática de 10 partidos.
Anteriormente la penalidad para esa falta era hacer una advertencia al jugador.
Para los lanzadores, los umpires tienen el derecho de hacer una advertencia si consideran que las acciones del pitcher no tenían la intención de alterar las características del lanzamiento.
Como parte de los primeros cambios a las reglas del béisbol desde 1996, el comité aprobó una recomendación de los gerentes generales para eliminar en gran parte los partidos empatados.
Antes de este año, cuando un partido oficial era suspendido por lluvia y la pizarra estaba empatada, se debía empezar un nuevo partido desde el principio.
Ahora bajo las nuevas reglas, cuando un partido está empatado en la parte baja del quinto episodio o más, y es suspendido por lluvia, será reiniciado desde el episodio en que fue suspendido en el siguiente partido que haya entre los dos equipos en el mismo parque.
En caso de que no haya más juegos programados entre esos equipos en el mismo parque, deberán jugar cuando los equipos se enfrenten en el parque del visitante.
Pero en caso de que sea el último partido entre los equipos, deberá jugarse desde el inicio si es necesario para determinar un pase a la fase final.
En otro cambio que aprobó el comité, se impedirá que un jugador dé un paso dentro del dugout para atrapar una bola de foul.
También se determinó que a un bateador que corre a la primera base, se le permitirá salir tres pies (91 centímetros) de la línea para correr hacia territorio de foul con el único objetivo de que toque la primera almohadilla.
En contraparte, un bateador perderá la posibilidad de alcanzar la primera base y se le determinará el tercer strike, si sale del círculo de la caja de bateo, a menos que lo haga en su intento de alcanzar la primera base.
Otro cambio es que a un bateador que pega un imparable que aparentemente podría ser jonrón para concluir el partido, cuando haya menos de dos outs en la pizarra, se le permitirá recorrer las bases si el corredor que está delante de él no continúa hasta la registradora, pensando que el juego se ha acabado.
Pero en caso de que haya dos outs cuando inicia la jugada, el corredor que deje de recorrer las bases se convertirá en el tercer out y el jonrón no contará.
El comité también permitirá que los lanzadores vistan guantes multicolores solo si el umpire determina que no resultan una distracción para el bateador.
Cuando no haya corredores en base, el pitcher deberá hacer su lanzamiento cuando mucho en 12 segundos, y el tiempo empezará a ser tomado en cuenta cuando el lanzador tenga la bola y el bateador se encuentre en la caja de bateo, atendiendo al serpentinero.