Deportes

Inter impone récord europeo, y Ronaldo anota dos goles


Roma / EFE
El Inter de Milán y su ex-Ronaldo se convirtieron ayer en los grandes protagonistas de los encuentros adelantados de la vigésima cuarta jornada liguera italiana, al establecer el primero un nuevo récord europeo de triunfos seguidos ligueros y el brasileño estrenarse como goleador con el Milán.
El Inter sumó ante el Cagliari (1-0), en partido abierto sólo para los abonados interistas, su decimosexto triunfo consecutivo liguero, superando así los quince que tenía el Real Madrid 1960-61 y el Bayern Munich entre las campañas 2004-05 y 05-06; curiosamente, madrileños y bávaros se enfrentan este martes.
El partido del récord del Inter no fue espectacular, pero volvió a demostrar que el equipo interista es despiadado y temible; y ello pese a jugar con varios jugadores que no estarán el miércoles en el compromiso europeo ante el Valencia.
Le bastó un gol de cabeza del defensa argentino Nicolás Burdisso (m.11, el sexto de este jugador en la actual campaña) y su habitual concentración defensiva para llevarse adelante los tres puntos.
En Siena, un Ronaldo vestido de blanco (color lucido ayer por los milanistas) se estrenó como titular del Milán y, desde luego, mejor no le pudo ir: dos goles, una asistencia de gol, jugó todo el partido y ganó el Milán (3-4).
Eso sí, hay que decir que el resultado no fue justo, ya que el equipo sienés mereció la igualada y cayó con un autogol en los últimos segundos.
El brasileño fue el mejor del partido, salió con ganas, se mostró participativo y bajó a buscar el balón y a defender. Se mostró peligroso, puso en jaque con sus regates a sus marcadores y sus paredes con su compatriota Kaká metieron miedo en el área local.
En una buena primera mitad, con mejor juego del Siena, el estreno como goleador milanista de Ronaldo llegó en el minuto 16, tras anticiparse con listeza a su marcador y rematar colocado de cabeza un servicio de Pirlo.
Apenas tres minutos después, igualó el Siena con Vergassola, pero una asistencia de Ronaldo sobre su compatriota Ricardo Oliveira (m.29) estableció el 1-2. La segunda ventaja milanista duró aún menos, pues un minuto después Maccarone estableció de fuerte disparo el 2-2. Ronaldo pudo volver a anotar, pero falló solo ante el meta local (m.39).
La segunda mitad bajó de tono, pero Ronaldo siguió igual de participativo y peligroso, así como era objeto de alguna que otra dura falta. La emoción volvió en los últimos minutos: expulsión del milanista Brocchi (m.77), gol de Ronaldo tras excelente jugada de Kaká (m.86), empate de Maccarone (m.88) y el 3-4 en autogol de Molinaro (m.94).
El “calcio” reencuentra al “Fenómeno”, que a su vez recupera el gol en Italia, lo que no lograba desde el 28 de abril de 2002, en el partido Inter de Milán-Piacenza (3-1, militando en las filas interistas) y el Milán se lleva un triunfo que le mantiene cerca de la ansiada cuarta plaza (a dos puntos del Empoli).