Deportes

¿Se repetirá la hazaña del 65?


Mariano López

“Para el que cree, todo le es posible”, dice un versículo de La Biblia, y eso mismo es predicado por el técnico Carlos de Toro entre los integrantes de la Selección Nacional de Fútbol de Nicaragua, que hoy, a partir de las siete de la noche, saldrá a la cancha del estadio “Cuscatlán” de El Salvador, a pelearle la inspiración y el boleto a la Copa de Oro a su similar de Honduras, en el partido de repechaje de la Copa de Naciones, cuyo ganador se convertirá en el quinto clasificado a la competencia del norte.
La historia de los duelos nicas contra Honduras nos es adversa. De 18 juegos realizados, sólo una vez se les ha podido ganar. Sucedió en las eliminatorias del Campeonato Centroamericano de Fútbol que tuvo como sede el estadio “Flor Blanca” de El Salvador, el jueves 11 de marzo de 1965, cuando los pinoleros, conducidos por el diriambino Livio Bendaña padre, ganaron 2-0 a Honduras, con goles de Gerardo Barrios y Pedro “Peché” Jirón.
Esa es una de las mayores hazañas de nuestro fútbol, más que el amistoso contra Estudiantes de la Plata, y hoy puede escribirse una superlativa.
Con la conducción del argentino Carlos de Toro, la gallarda selección pinolera enfrenta hoy a los hondureños, estando en juego el quinto boleto a la Copa de Oro de los Estados Unidos en abril venidero. En el papel, por historia los favoritos son los hondureños, pero enfrente tendrán a un crecido e inspirado cuadro de Nicaragua que anhela hacer historia en esta IX edición de la Uncaf.
“El partido lo jugaremos como que si se tratase de una final. Tradicionalmente Nicaragua en el fútbol nunca ha conseguido nada. Desde un inicio nos dieron por muertos, pero estamos vivos, esperando que inicie el partido para lograr el milagro. Porque cuando se trabaja con un grupo de jugadores que lo hacen de manera profesional, podés esperar grandes cosas. Estos jugadores están con el ánimo muy arriba, esperando meterse de lleno en la historia”, dijo de Toro.
¿Qué presenta Honduras como equipo?
“Grandes individualidades con mucha experiencia. Los hemos visto jugar y me parece un equipo ganable. La individualidad se contrarresta con un esquema táctico ordenado, que mantenga la figura en todo momento sin desordenarse entre sus líneas. Jugar en conjunto ha sido nuestra meta y lo hemos logrado. La presión la tienen ellos. Basta con leer lo que se dice en los periódicos”.
“Estoy sorprendido por el apoyo que está recibiendo la selección. Esto es normal en un país con tradición futbolística, pero veo que hay pasión y mucho apoyo a los jugadores. En lo personal he sido muy perseguido por la prensa, muchas entrevistas, aunque no soy ajeno a esta situación, porque he dirigido equipos grandes en Centroamérica. Pero con la selección estoy viviendo momentos inolvidables”, manifestó desde su habitación el técnico argentino que está a punto de lograr algo inesperado.
El once titular que saldrá a la cancha en busca de lograr la proeza, es el mismo que derrotó a Belice.
Denis Espinoza, Róger Mejía, Silvio Avilés, Eustace Martin, Carlos Alonso, Miguel Massis, Samuel Wilson, Hevel Quintanilla, Armando Reyes, Milton Busto y Emilio Palacios.