Deportes

Firman a Ryder

* “No importa si es domingo y venimos de Chinandega. Él siempre me dice que tiene ganas de entrenar y eso me encanta escucharlo de un joven que busca un sueño a través del béisbol”, decía en su momento Sandy Moreno

Carlos Alfaro

Ryder Rodríguez apareció en el medio deportivo y de inmediato se le visualizó como uno de los peloteros más apasionados por el juego.
Pero su amor por el béisbol no estaba limitado, desde el canto del himno nacional al out 27 del desafío… Ryder fue siempre un apasionado de los entrenamientos. No importaba qué tan difícil le haya ido en el encuentro. Sabía que el entrenamiento era la clave del éxito.
Luego de una campaña de números discretos con el Bóer, su impacto no era durante los entrenamientos… Quienes estuvieron cerca de él, decían que lo más asombroso eran sus ganas y amor que tenía por la pelota.
“No importa si es domingo y venimos de Chinandega. Él siempre me dice que tiene ganas de entrenar y eso me encanta escucharlo de un joven que busca un sueño a través del béisbol”, decía en su momento Sandy Moreno.
Con tan sólo 18 años, la oportunidad grande apareció para él.
Los Cardenales de San Luis sólo lo vieron en dos oportunidades para darse cuenta de que se trataba de un gran potencial, más allá de lo que manifestaran sus cifras.
Con el Bóer, Rodríguez bateó para .242 puntos, no hubo jonrones y disparó tres dobles y un triple, todo en 62 turnos al bate.
“Es jovencito y eso ayuda bastante. Tiene buen brazo, es rápido y consideramos que con más experiencia debe de brillar en cualquier nivel que se le ubique”, dijo uno de los representantes de los Cardenales de San Luis hace unas semanas.
A Ryder lo valoraron detalladamente y encontraron que se trataba de un gran elemento. Si lo hubiesen visto de manera superficial, amparados por los números que dejó en el Bóer, difícilmente lo hubiesen tomado en cuenta.
“Yo me siento feliz porque tengo la oportunidad de desarrollarme en el béisbol organizado”, dijo Rodríguez tras la firma. “Quiero llegar a ser un grandes ligas y creo que con mucho empeño y amor, voy a lograrlo”, añadió.
Por las ganas que siempre mostró a nivel casero, nadie tiene duda de que él va a llegar lejos en el béisbol.
“Creo que el único que puede detenerlo de escalar, es el mismo”, dijo Sandy. “Él tiene todo para brillar en el deporte, especialmente porque es muy disciplinado”, concluyó diciendo.