Deportes

¿Eto’o molesto con Rijkaard?


Barcelona / El País
Samuel Eto’o, el delantero del Barça, dejó el domingo perplejos a sus compañeros cuando se negó a jugar los últimos cinco minutos del partido ante el Racing -2-0, al considerarlo casi un desaire por ser un espacio de tiempo demasiado corto.
El técnico Frank Rijkaard, siempre prudente, reveló al final del encuentro que el camerunés se negó a saltar al césped. “Es una lástima: necesita minutos”, pero pidió prudencia al juzgarlo y afirmar que debían hablar antes de sacar conclusiones. Pero el delantero, que acaba de salir de una grave lesión, no se reunió con el entrenador. Es más: no salió a entrenar y prefirió quedarse en el gimnasio. El pulso del africano está echado.
Posiblemente éste es el episodio más grave de indisciplina que afronta Rijkaard desde que llegó al Barça en 2003. El más grave, porque prácticamente no han habido en cuatro años ni tampoco han trascendido, salvo la queja aislada de algún jugador en su primer año --Quaresma, Rustu-- y el retraso de dos días en volver de las vacaciones navideñas de Ronaldinho y Eto’o. Poco amante de la disciplina militar, Rijkaard es un tipo flexible que opta por el diálogo y huye de las sanciones como de la peste. Lleva cuatro años protegiendo al vestuario y por eso es especialmente significativo que fuera él quien delatara a Eto’o. Seguramente, porque entiende que negarse a salir al campo es algo intolerable. Eto’o había imaginado que la cita ante el Racing sería su gran día y acabó siendo un fiasco.
Desde hace semanas, el partido del domingo estaba rodeado con un círculo en rojo en el calendario azulgrana porque era el escogido por el jugador para reaparecer, semanas antes, además, del tiempo que le habían diagnosticado los médicos. Pero tras un “Quizá hay una explicación a todo esto. No sé qué ha pasado y es mejor esperar y hablar antes de sacar conclusiones”, dijo el entrenador holandés al final del encuentro. Pero no las recibió.
Tampoco Eto’o habló con sus compañeros, aunque el portero Víctor Valdés, el único que compareció en la sala de prensa, lo disculpó: “Hoy no es el día para las explicaciones, es para analizar otras cosas. Quiero que se recupere lo antes posible porque es el mejor del mundo. Eto’o tiene mucho carácter y ansias de jugar, aunque quizá debería ir poco a poco”.