Deportes

Barça se consolida


AFP
El Barcelona derrotó ayer 2-0 al Rácing de Santander, con dos goles del brasileño Ronaldinho, que demostró estar recuperando su forma, con lo que el equipo catalán consolidó su liderato en la Liga española, tras la disputa de la 22ª jornada.
Con este triunfo y el empate del Sevilla 0-0 con el Betis, el Barça, que tiene 46 puntos, refuerza su posición de líder, con tres de ventaja sobre el equipo andaluz, y cinco sobre el Real Madrid, que venció el sábado en campo de la Real Sociedad (2-1).
El argentino del Rácing de Santander, Ezequiel Garay --el defensa que más goles lleva marcados en la Liga, cinco-- lanzó un penal en el 26, que atajó el guardameta barcelonista Víctor Valdés.
Ronaldinho marcó su primer tanto en el minuto 50, de tiro libre, y en el 67, de cabeza, aprovechando un buen centro de su compatriota nacionalizado portugués Deco.
En las postrimerías del encuentro, y recibiendo una gran ovación, hizo su entrada el argentino Lionel "Leo" Messi, que en diez minutos no pudo mostrar toda su capacidad atacante ante una muy ordenada defensa del Rácing.
Por su parte, el Getafe sorprendió al golear 3-0 al Valencia, con lo que el equipo levantino se quedó en la cuarta posición de la tabla, a dos puntos del Real Madrid, tercero.
En el Valencia no jugó el defensa argentino Fabián Ayala, engripado, que a final de temporada jugará en el Villarreal.
Marcaron los goles, Mario Cotelo (46), Daniel González "Güiza" (56), que superó en un mano a mano a Santiago Cañizares, e Ignacio Pérez "Nacho" (78), que aprovechó un contragolpe para sentenciar el partido.
Mallorca derrumbó 2-1 al Zaragoza, al que de nada valió que el argentino Diego Milito abriera el marcador en el 54. Dos minutos más tarde empató el portugués José Carlos de Aaraujo Nunes y el serbio Bosko Jankovic dio la victoria definitiva a los baleares en el 83.
El Villarreal ya definitivamente sin Juan Román Riquelme, recibió un correctivo por parte del Deportivo La Coruña, que lo derrotó 2-0, con un tanto en contra de Marcos Senna en el 19 y un golazo del joven Joan Verdú, en el 78.
Osasuna derrotó como visitante 3-2 al Nástic de Tarragona, gracias a dos golazos del ex madridista Roberto Soldado, en el 70 y 75.