Deportes

Cerca de la hazaña


Redacción Deportes

Un penal “fantasma” señalado por el árbitro asistente y aprobado por el central mexicano Germán Arredondo le quitó a Nicaragua la posibilidad de llevarse un valioso empate ante la Selección de El Salvador, al perder 1-2 en la Copa de Naciones de UNCAF que se realiza en San Salvador.
Los locales, con dos goles de Eliseo Quintanilla, clasificaron a la semifinal de este torneo y aseguraron un puesto en la Copa de Oro de la Concacaf al sumar dos triunfos en igual partidos, y a ellos se une Guatemala que a primera hora venció 1-0 a Belice.
Quintanilla anotó a los 16 minutos en el cobro de un tiro libre que dejó sin posibilidad al arquero Denis Espinoza, y a los 65 con el partido empatado 1-1, debido al gol de Samuel Wilson (53) para los pinoleros, el árbitro asistente señaló una falta dentro del área que muchos de los asistentes no vieron y el central Arredondo decretó la pena máxima que al final significó la derrota para los nicas.
El Salvador abrió el partido con un fútbol rápido, con pases precisos que le dieron muy buena movilidad en el ataque sobre la zona defendida por Nicaragua que, por su parte, se plantó bien, con contragolpes aprovechando la velocidad de Wilber Sánchez y Samuel Wilson.
En la segunda mitad del partido, al minuto 53, el rápido delantero Wilson penetró y superó a la defensa salvadoreña y de un violento zapatazo colocó el balón dentro de la portería del conjunto local declarando la paridad en el marcador a 1-1.
Al minuto 65, el árbitro mexicano Arredondo pitó un penal a favor de los salvadoreños el cual cobró de gran forma Quintanilla y el marcador cambió a 2-1 a favor de la escuadra “cuscatleca”.
Pese a la insistencia, Nicaragua no pudo igualar el marcador aunque hizo un buen fútbol que puso en aprietos a los locales, y con esa tónica cerró el partido.

De Toro lamenta arbitraje
El técnico de Nicaragua, el argentino Carlos de Toro, lamentó la decisión de un árbitro auxiliar que, aseguró, impidió que su equipo lograra un mejor resultado contra El Salvador.
De Toro manifestó que "creo que jugamos un gran partido, lástima que un línea se quiere robar el show y no sabe el esfuerzo que hacen los jugadores para hacer un gran partido".

Dijo que El Salvador "tiene un gran equipo y no necesita que nadie le regale nada”.
"Es un 2 a 1 gracias a un regalo de un línea que quiso robarse el show", insistió de Toro, al indicar que "nosotros vinimos a jugar, no vinimos a meternos atrás, salimos desde el comienzo con dos delanteros en media punta y seguimos manejando el segundo tiempo también".
Carlos de los Cobos, entrenador de El Salvador, expresó que se sentía "sumamente satisfecho" del partido, ya que "la actitud de los jugadores en todo momento fue no perder el orden y jugar al fútbol con la presión del público. Hay que entender que todos los partidos son complicados, Nicaragua se jugaba su permanencia en el torneo y hemos visto que son un equipo rápido, fuerte, y que nos complicó, entonces lógicamente sabíamos que no iba a ser fácil".
Nicaragua jugará este lunes ante Belice y de ganar tendría la oportunidad de enfrentarse el próximo jueves contra el tercer lugar del Grupo B, que conforman Costa Rica, Honduras y Panamá, para conseguir la quinta plaza para la Copa de Oro.