Deportes

Watson recibe Orden a la Excelencia


Emir Alfaro

El ambiente, los reconocimientos, la creación de la Orden en su nombre, todo indicaba que sería una mañana especial, una mañana para recordar a uno de los más grandes basquetbolistas nicaragüenses de todos los tiempos.
Era una mañana para Clifford Scott, un gigante del baloncesto, quien falleció recientemente, pero su gesta ha quedado inmortalizada tanto en la Orden a la Excelencia Deportiva “Clifford Scott” como en su nombramiento como miembro del Salón de la Fama del Deporte Nicaragüense.
Ayer, la directiva de la Federación Nicaragüense de Baloncesto (Fenibal) premió a los mejores de 2006, incluyendo a jugadores, entrenadores, árbitros y activistas, y de paso homenajeó a Scott, reconociendo su dimensión y legado al baloncesto nacional.
La familia de Clifford, Holanda Herrera viuda de Scott y su hijo Clifford Scott Jr., se conmovió con la actividad y se mostró orgullosa de haber compartido sus años con un jugador de la calidad de Clifford, quien además era una tremenda persona.
A ellos se les unió Troy Watson, nominado como Mejor Jugador de 2006, quien recibió la primera Orden de la Excelencia Deportiva “Clifford Scott”, recién creada por Fenibal, y comentó que “era una persona que admiré siempre, tuve la oportunidad de jugar contra él cuando comencé en un equipo juvenil y nos enfrentamos. A pesar de la edad era un jugador que siempre hacía la diferencia”.
La premiación, realizada en el Auditorio de American College, estuvo presidida por Helio Montenegro, Presidente de Fenibal, Jorge Luis Ayestas, Vicepresidente, Marcela Mejía, Secretaria General, y Yuri Cisne, Gerente General de Fenibal.
El doctor Montenegro señaló que “esto es un reconocimiento al trabajo que se viene haciendo desde hace años, pero que se hacía de manera aislada. Es un sistema de estímulo que permite animarlos a que sigan adelante”.

Los premiados
Jasser Jiménez recibió diploma como Jugador Ejemplar, mientras Einer Morales fue el Mejor Jugador Juvenil. Ángel Mallona fue designado Entrenador del Año y como Mejor Dirigente destacó Marileth Vallejos, quien desde Ciudad Darío impulsa este deporte.
Mauricio Castellón es el Mejor Árbitro, gracias al trabajo efectuado en torneos internacionales, mientras el Mejor Activista fue Mauro Gasbarra, Presidente de Fupade.
Laiz Mago fue la Mejor Jugadora Juvenil, y debido a su ausencia por asuntos personales, los organizadores destacaron que con sólo 14 años integró y realizó un buen papel en la Selección Nacional Mayor de baloncesto.
Los patrocinadores más destacados fueron Enitel y Gatorade, siempre presentes en los torneos de baloncesto organizados por Fenibal.