Deportes

Histórica barrida


Martín Ruiz

Lo que nadie esperaba sucedió. El Bóer, golpeando en los momentos oportunos, con Noel Areas maniobrando en los instantes claves, derrotó ayer al León tres carreras por una y conquistó el título del tercer torneo de la Liga Nicaragüense de Béisbol Profesional, barriendo a los metropolitanos.
Conociendo la garra con que juegan los leoneses y que se han levantado de la tumba para ganar campeonatos, se daba por descartada una barrida. Pero el Bóer la consiguió, para implantar un récord histórico. Nunca, ni en la anterior Liga Profesional de los años 50 y 60, ni en los campeonatos de Primera División, algún equipo había ganado por barrida, a como lo hizo el Bóer de Noel Areas.
Noel se convirtió en el primer manager que gana dos títulos en la actual Liga Profesional, ya que en el año 2005 se coronó con el León, derrotando en siete juegos al Chinandega. Con él, el lanzador cubano Miguel Pérez pasó a ser el único pelotero que es campeón en las tres ediciones de estos torneos, mientras Marlon Abea, con sus siete carreras impulsadas, podía ser el Más Valioso de la Final.
Fue Abea el que produjo las carreras del Bóer, con todo y que dos de sus batazos sirvieron para doble play, cuando León trataba de esquivar la tormenta. Después que León por cuarta vez abría el marcador, por boleto a Justo Rivas y hits consecutivos de Sandor Guido y Norman Cardoze que puso el 1x0 en el segundo inning, Abea dio el empate en el tercer episodio, luego que Jimmy González recibió boleto y Jorge Luis Avellán se embasó por infield hit. Falló Clyde Williams, pero Abea envió la pelota a los predios del left.
El empate se mantuvo hasta el sexto inning. Julio César Villalón sorteó dificultades, pero el León era contrarrestado por los movimientos de Noel Areas, quien en el sexto inning llevó a Esteban Pérez por Miguel Gómez para enfrentar a Sandor Guido con dos a bordo y un out, y lo obligó a batear línea para doble play al primer ofrecimiento.
Para el séptimo, después que Sandy Moreno recibió boleto con un out, se le abrió el piso a Norman Cardoze, quien tuvo un día de gatos negros, cometiendo tres errores. La pelota bateada por Jimmy González se le fue entre las piernas y Sandy alcanzó la tercera base. Avellán falló en rola a tercera. Esquivaron al peligroso Clyde Williams, con boleto intencional, para llenar la casa, pero Abea siguió con su cohetazo decisivo productor de dos carreras.
Con el marcador en contra 3x1, León no se rindió y presionó fuerte, pero sin resultado. Dejaron a dos embasados en el séptimo inning, en que el emergente Ronald Garth se ponchó; en el octavo con dos en base y un out, Noel Areas llevó a Byron Zepeda a enfrentar a Sandor Guido y lo obligó a batear para doble play, y para el noveno, Ricardo Gómez, pese a permitir dos hits, salvó el juego.
León murió peleando con el corazón, pero le faltó sangre para superar al Bóer, que hizo historia al barrerlos con un leonés en el timón.