Deportes

Tres “pedradas”


Martín Ruiz

Igual que en el primer desafío, el noveno inning resultó el momento más emocionante y dramático del juego. León nuevamente peleó buscando el empate, pero el pitcheo cerrador del Bóer puso el orden.
Con “tres pedradas”, Ricardo Gómez dejó petrificado en el plato a Edysbel Benítez y le aseguró al Bóer la victoria 6x5 al Bóer, que viajará mañana a León con la ventaja 2-0 en la Serie Final de la Liga Profesional de Béisbol.
Fueron tres rectas “de humo” las que le tiró Gómez a Almario, quien vio pasar el primer strike, fouleó el segundo y no reaccionó al tercero, que fue al centro del plato, cantado casi al unísono por Kelly Ramos y el árbitro cubano Nelson Díaz.
El partido tuvo un inicio y final parecido al primero, León anotando en la primera entrada y amenazando en el noveno, pero el out 27 fue con ponche cantado. También hubo conato de pleito, ahora en el quinto inning, cuando Luz Portobanco golpeó a Clyde Williams, haciendo un lanzamiento peligroso.
Pero no fue Williams el hombre de la noche, sino el receptor Kelly Ramos, que con tres carreras empujadas y golpeando en los momentos precisos, aseguró el triunfo capitalino.
León aprovechó el descontrol de Miguel Pérez para anotarle dos carreras en el primer inning. Ronald Garth fue golpeado y se robó segunda base; Ofilio Castro recibió boleto y Justo Rivas llenó las bases con un “texas” al bosque central cuando la bola escapó al fildeo de Jorge Luis Avellán. Henry Roa con bate quebrado conectó línea por la raya del bosque izquierdo y produjo las carreras.
El Bóer empató en el segundo inning combinando sencillos consecutivos de Darío Delgado y Kelly Ramos, y por mal tiro de Esteban Ramírez anotó Delgado. Ya con dos outs, Raúl Marval bateó hit y remolcó a Ramos.
Los capitalinos tomaron la delantera en el tercer inning. Avellán recibió base, Williams conectó hit que envió a Avellán a tercera, para anotar por infield hit de Marlon Abea en batazo difícil al short. Ramos bateó imparable al central, anotó Williams, pero Abea fue out en el home.
Pérez, que había sido conectado fuerte en los dos primeros innings, mejoró su pitcheo en las dos siguientes entradas, pero en el quinto inning soportó la tercera carrera, cuando le dieron tres hits, impulsando Norman Cardoze.
La riposta del Bóer fue inmediata en el cierre. Con un out, Portobanco le dio base a Avellán, golpeó a Williams y después de sofocado el intento de bronca, llenó las bases con pasaporte a Abea. Se ponchó Darío Delgado, pero Ramos le descifró una curva descendente y conectó hit productor de dos anotaciones. El Bóer ganaba 6x3, antes de ser silenciado por el relevista Jesús Matos.
León no dejó de batallar, pero no pudo sincronizar oportunamente y terminó dejando a 14 corredores en las bases. Malogró hombres en tercera y primera en el séptimo inning con un out contra Gustavo Martínez, y hasta en el noveno inning, ante Wilber Bucardo, recuperó el aliento.
Con un out, Sandor y Cardoze batearon hits, y el emergente Lenín Aragón bateó doble empujador de dos anotaciones, poniendo el juego 6x5. Sin embargo, Ricardo Gómez obligó a Jasmir García a fallar en línea al rigth y ponchó a Almario con “tres pedradas”.
El Bóer bateó 11 hits contra 15 del León, que dejó a 14 en las bases.