Deportes

Williams “matador”


Martín Ruiz

Clyde Williams hizo explotar el estadio. A la primera pitcheada de Luis Perdomo, el zurdo estremeció los cimientos del abarrotado Estadio Nacional. Los casi 20 mil aficionados vieron cómo su “trancazo” cambió la historia del juego y condujo al Bóer a la victoria 5x4 sobre el León, en el primer juego de la Serie Final de la Liga Profesional.
El jonrón de Williams dio vuelta a un marcador adverso 2x3, y lo convirtió en un 5x3, y también alteró los nervios de los jugadores, que protagonizaron una bochornosa trifulca. Todo comenzó cuando el lanzador Perdomo, tras el jonrón, le arrimó una pelota a Marlon Abea. Hubo protesta, intercambio de palabras y se vaciaron los dogouts, en un pleito que tuvo como resultado la expulsión de seis jugadores, los que iniciaron la trifulca, además de Jimmy González, Aristides Sevilla y Edysbel Benítez, quien salió con un corte sobre la ceja izquierda.
Esa fue la nota lamentable del juego, que si bien estuvo friccionado entre las bases, fue emocionante por las jugadas defensivas y la forma en que el Bóer fue remontando el marcador hasta apuntarse el triunfo.
El héroe indiscutible fue Clyde Williams, quien ratificó por qué merecía para sí mismo el título del pelotero Más Valioso del torneo, que fue dejado compartido. Williams bateó de 4-2 y se involucró en todas las anotaciones del Bóer. Produjo la primera carrera de su equipo en el primer inning, bateó doble en el cuarto y anotó la segunda, y después dio su jonrón “matador” con dos a bordo.
Inesperadamente, el León le dio un zarpazo inicial de tres carreras al estelar lanzador Juan Figueroa, a quien le conectaron en primeras pitcheadas. Yiosvany Almario le conectó doblete por el bosque central en conteo de dos strikes sin bola, Ronald Garth al primer envío conectó hit empujador al left. Avanzó a segunda por pasbol y anotó por hit de Ofilio Castro, también al primer ofrecimiento. Justo Rivas estaba en conteo de dos strikes sin bola y fue golpeado, y Henry Roa remolcó a Ofilio con sencillo al left, bateando al primer envío.
Pero eso fue lo único que hizo León contra Figueroa, quien manejó mejor su pitcheo y silenció a los felinos, los que en determinado momento trataron de desconcentrarlo con fallidas protestas.
El Bóer descontó una en el primer inning. Tras infield hit de Jimmy González, Norman Cardoze le quitó un extra base a Jorge Luis Avellán, pero su tiro fue de rebote a la inicial, permitiendo que los corredores avanzaran. Clyde Williams roleteó a segunda, pero remolcó a Jimmy para el 3x1.
Para el cuarto inning, Aristides Sevilla fue sacudido por doble de Clyde Williams y metrallazo de Abea al bosque central, para poner el juego 3x2. Un doble play le cortó el voltaje al Bóer.
León presionó, pero fueron contenidos. En el séptimo inning, Norman Cardoze abrió con doble y Esteban Ramírez recibió base. Dámaso Espino fue out por regla en intento de toque, después que un claro foul, cuando la pelota rebotó en el piso y en el bate del panameño enredó a todo el infield y hasta a los árbitros.
Relevó Jorge Cortez y solucionó el problema, y aunque en el octavo tuvo las bases llenas con un out, dominó a Cardoze en rola para doble play.
Ese fue un momento clave, ya que en el cierre del octavo, el relevista Willie Lebrón abrió dando boleto a Sandy Moreno. Relevó Luis Perdomo, se sacrificó Jimmy, y Avellán recibió boleto, para que llegara el jonrón de Williams.
León rugió finalmente ante Ricardo Gómez, quien explotó por dos infield hits. Relevó Julio César Raudez, y Almario se sacrificó. Bateando Ronald Garth, un wild pitch le permitió anotar a Esteban Ramírez. Garth fue dominado en foul al catcher y Ofilio quedó petrificado y ponchado.
Ganó Jorge Cortez, salvó Julio Raudez y perdió Luis Perdomo. Hoy sigue la Final en el Estadio Nacional, siempre a las seis de la tarde.