Deportes

Sharapova y Clijsters, duelo en semifinales


MERLBOURNE / AFP
La rusa Maria Sharapova (N.1) y la belga Kim Clijsters (N.4) se enfrentarán en semifinales del Abierto de Tenis de Australia tras sendas victorias, ayer miércoles en Melbourne, sobre Anna Chakvetadze (N.12) y Martina Hingis (N.6), respectivamente.
Sharapova se impuso a su compatriota (7-6, 7-5), mientras que Clijsters necesitó tres sets (3-6, 6-4 y 6-3) para imponerse a la suiza, tres veces ganadora del torneo, y esto a pesar de haber cometido 62 faltas directas.
En la otra semifinal se enfrentarán la estadounidense Serena Williams y la checa Nicole Vaidisova, clasificadas el martes.
Clijsters, cabeza de serie número cuatro de la prueba, tuvo que dar 47 golpes ganadores (contra sólo 15 de su rival) para hacer olvidar su pobre desempeño. De los 99 puntos ganadores de Hingis, 62 fueron errores de Clijters, de los cuales nueve fueron dobles faltas.
La flamenca, que participará por quinta vez en su carrera en las semifinales del primer torneo de Grand Slam de la temporada, reaccionó a tiempo y ganó once de los últimos doce puntos, desde 3-3 y 40-40, hasta el final del partido en el set decisivo.
Al igual que en 2006, Clijsters puso fin al recorrido de Hingis en los cuartos de final, también en tres mangas (6-3, 2-6, 6-4), antes de abandonar en semifinales frente a la francesa Amélie Mauresmo, a causa de una lesión de un tobillo.
Clijsters, imbatida en lo que va de temporada, disputa su último Abierto de Australia, puesto que decidió poner fin a su carrera a fin de año, cuando apenas tendrá 24 años de edad.
Sharapova, primera favorita de la competición, llega por tercera vez consecutiva a las semifinales en Melbourne. Quien será la número uno WTA a partir del lunes perdió en esta instancia las dos ocasiones anteriores, frente a Serena Williams en 2005 y a la belga Justine Henin-Hardenne en 2006.
Tras derrotar a Anastassia Rodionova y Vera Zvonareva, la blonda jugadora batió a "su" tercera rusa en lo que va de este torneo. De esta manera lleva 44 victorias contra 15 derrotas ante sus compatriotas.
Tras un primer partido trabajoso en la jornada inicial frente a la francesa (6-3, 4-6, 9-7), Sharapova no volvió a perder un solo set, aunque debió batallar dos horas y un cuarto en esta jornada.
Sharapova aprovechó el cansancio y la presión sobre su rival, afectada de su hombro derecho, quien cometió una doble falta increíble al final del encuentro.