Deportes

Rafa Márquez salva al Barcelona


Madrid / AFP
Betis y FC Barcelona empataron 1-1 en partido atrasado correspondiente a la decimoquinta jornada de la Liga española de fútbol, que fue suspendido por tener que jugar el Barça el “mundialito”, y así los catalanes volvieron a encabezar en solitario la tabla de clasificación.
Abrió el marcador el Betis, mediante el brasileño Roberto (36) y empató el Barça con un testarazo del mexicano Rafa Márquez (60). El Betis tuvo el triunfo a su alcance en el último minuto del partido con un tiro libre de Assunçao que cabeceó Dani apenas desviado.
El Betis salió a presionar todo lo que pudo, dejando al Barcelona en su campo casi todo el primer tiempo, a pesar de que el campeón de Liga tuvo más tiempo el balón.
Pero la posesión del cuero el Barça la invertía en jugar muy horizontal, haciendo más patética todavía la ausencia de sus dos grandes jugadores “verticalistas”, el argentino Lionel Leo Messi y el camerunés Samuel Eto’o, ambos recuperándose de sendas lesiones.
El tiempo pasaba y el Barcelona tocaba y tocaba, pero el Betis llegaba más rápido al área contraria cuando robaba algún balón o aprovechaba los innumerables errores en los pases del mediocampo barcelonista, incluso de su estrella ahora apagada, el brasileño Ronaldinho.
Hasta que en el minuto 36, un córner lanzado por Assunçao fue aprovechado tras un rebote por el otro brasileño del Betis, Robert da Pinho, para marcar el gol de los locales.
El Barcelona no veía el momento en que terminase el primer tiempo.
Pero en el segundo período recuperó algo la colocación en el campo de juego, las ideas y el balón. En el 60, a la salida de un córner y en una jugada ensayada, el mexicano Rafa Márquez marcó el gol del empate de cabeza.
A partir de entonces, el Barça se hizo dueño del balón y del partido. Imprimió otro ritmo, mientras el Betis disminuyó el suyo y fue retrocediendo, en un acto “suicida” frente a las huestes de Ronaldinho. Al equipo andaluz sólo le quedó el recurso al contragolpe.