Deportes

Williams se “fue a la calle”


Martín Ruiz

En un anticipo de lo que puede ser la Serie Final, el Bóer derrotó anoche 3x2 al León, en juego explosivo y atractivo que disfrutó la clientela que asistió al Estadio Nacional “Dennis Martínez”.
Excelentes intervenciones defensivas de Jimmy González, Yiosvany Almario, Ronald Garth, Sandy Moreno, Vincent Palmer, el empuje de Sandor Guido que levantó a las masas, las excelentes labores monticulares y las jugadas de los manager en competencia fueron disfrutados por los aficionados.
Pero sin duda, el batazo de la jornada fue el jonrón 13 de Clyde Williams en el tercer inning con dos a bordo, que significó el triunfo del Bóer, que se alejó a dos juegos del León, cuando quedan tres juegos para concluir la temporada regular.
En el argot beisbolero, para algunos jonrones de grandes dimensiones se dice que “se fue a la calle”, y anoche el batazo de Williams lo hizo de verdad. El slugger levantó una pelota que iba por la mitad del plato y la hizo viajar sobre la banda del rigth field, donde los aficionados sólo vieron pasar la pelota sobre sus cabezas, para ir a rebotar fuera del estadio.
Williams conectó su jonrón 13 y se colocó a uno de empatar el récord de la Liga Profesional, que es 14, conseguido la pasada campaña por el cubano Michael Abreu. Además, se instaló como el máximo empujador, con 40, a dos de empatar el récord que el año pasado logró Wilson Batista.
Julio César Ráudez debutó con el Bóer y se acreditó la victoria (7-3), lanzando siete innings para cuatro hits, los únicos que consiguió el León. Noel Areas manejó adecuadamente su pitcheo y dispuso de Jorge Cortez en un inning, pese a entregar dos boletos, Esteban Pérez sólo llegó a ponchar a Sandor Guido y Ricardo Gómez, sacó los dos últimos outs, para empatar el liderato de salvados con 11.
León estuvo ganando 2x0, cuando en el segundo inning tras hit de Henry Roa, Sandor se apuntó triple empujador, aprovechando que la pelota tuvo un rebote alto y superó a Sandy Moreno. La segunda la marcaron en el tercero, combinando base por bolas a Yiosvany Almario y Justo Rivas remolcó con sencillo al central.
Con esa diferencia y el dominicano Willy Lebrón (3-5) tirando “humo” se pensó en que los capitalinos tendrían dificultad para remontar el marcador. Lebrón ponchó a 9 en 5.2 innings, tirando a gran velocidad, pero los aficionados estimaban que con esa velocidad una pelota bien conectada, terminaría lejos del terreno.
Y sucedió pronto, en el tercer episodio. Después de dos outs, Jimmy González se acreditó un infield hit a segunda base, Jorge Luis Avellán negoció base por bolas y después llegó el batazo demoledor de Williams.
En el resto del trayecto, funcionaron las estrategias, las grandes jugadas y la algarabía de los aficionados.
Hoy, Bóer y León se trasladan a León y si el Bóer gana, terminará en primer lugar y habrá asegurado el inicio de la serie en Managua el martes 30 de enero.