Deportes

Chicago vuelve al Super Bowl


Los Chicago Bears se clasificaron a la 41 edición del Super Bowl, la final del campeonato de fútbol americano, al derrotar ayer a los Saints de Nueva Orleáns 39-14, en el partido por el título de la Conferencia Nacional.
Chicago avanzó a su primer Súper Tazón desde 1985, cuando ganó el título nacional bajo las órdenes del técnico Mike Ditka. El Super Bowl XLI se jugará en Miami el 4 de febrero.
En su tercera temporada en la Liga el técnico de Chicago, Lovie Smith, se convirtió en el primer entrenador negro que avanza a un Super Bowl.
El partido en Chicago se jugó bajo una persistente y fina nevada y temperaturas muy frías de 3º Celsius, pero aun así el quarterback de los Osos, Rex Grossman, encontró un terreno fértil para realizar su mejor juego en cuatro años en la Liga.
Grossman se recobró de un pobre arranque y logró completar 11 de sus 26 pases para 144 yardas sin intercepciones.
Su pase de 33 yardas que Bernard Berrian convirtió en touchdown a 37 segundos de comenzar el cuarto final puso delante a los Bears 25-14.
Los Santos, que jugaron su primera final de la Conferencia Nacional en 40 años de historia de la franquicia, vieron derrumbadas sus esperanzas con esa anotación.
Por Chicago también destacó el ‘running back’ Thomas Jones, quien anotó par de touchdowns, mientras que la defensa forzó cuatro pérdidas de balón al equipo contrario.
Cedric Benson también marcó touchdown por los Bears, que compilaron 196 de sus 340 yardas en avances terrestres.
En el encuentro, el novato de los Saints, Reggie Bush, consiguió un touchdown de 88 yardas en el tercer cuarto, la más larga recepción en la historia de los campeonatos de la Conferencia Nacional.