Deportes

Murió Clifford Scott


Xavier Araquistain

El potente corazón que le daba ímpetu en las canchas de baloncesto es el mismo que le falló ayer, estando en la Isla Gran Caimán, lugar donde vivió los últimos años. El fallecimiento de Clifford Scott, sin duda, ha golpeado a quienes lo conocimos y fuimos sus amigos. Se nos va un grande y en lo particular lo valoro como el mejor jugador de los años 70 de nuestro país.
Clifford Scott encabezó el equipo “Caminos”, que el departamento de carreteras (hoy MTI), decidió formar en base a jugadores costeños. Dicho club se convirtió en el gran rival del quinteto de la Universidad Centroamericana (UCA), frente al que protagonizó memorables duelos, destacando siempre la pugna particular entre Clifford y el también fallecido Sammy Lambert, de la UCA.
Clifford fue un jugar muy versátil e incansable, parecía que tenía tres pulmones, jugaba casi todo el encuentro, era raro que lo mandaran a descansar. Fue un anotador nato, ganando en varias ocasiones el título de anotación individual. Jugaba fuerte debajo de los tableros, fue muy efectivo hasta lograr al menos un 85 por ciento en tiros libres. Siempre destacó entre el grupo de estrellas con las que jugó.
Fue seleccionado nacional. Su calidad lo llevó a jugar en el baloncesto salvadoreño. Pero Scott no solo destacó en baloncesto, pues también fue lanzador del equipo de béisbol de primera división UCA, tenía muy buena velocidad, sin embargo, su pasión siempre fue el baloncesto, deporte que practicó hasta sus últimos días.
Clifford formó en sus últimos años el equipo “Veteranos”, que militó en las ligas del parque LAVF, más tarde conformó y financió un equipo llamado “Langosteros”, ya que en esa época él se dedicaba a la exportación de langosta.
El potente corazón que siempre lo empujó como un verdadero motor y le dio la energía hasta en las “perreras” 3vs3, le falló ayer, y la muerte le “taponeó” su vida. Descanse en paz Clifford Scott.