Deportes

Antonio López destaca apadrinamiento


Majadahonda, Madrid, EFE
Antonio López, futbolista del Atlético de Madrid, comentó ayer acerca del viaje que realizó el pasado mes de diciembre a Nicaragua, donde puso la primera piedra del Centro de Desarrollo Infantil de la fundación del club rojiblanco, y destacó la importancia del apadrinamiento de niños en este proyecto.
El centro, impulsado por la Fundación Atlético de Madrid e Infancia Sin Fronteras, atenderá en Matagalpa (Nicaragua), una de las zonas más pobres de América, a más de 900 niños, los que recibirán atención médica, sanitaria, educativa, cultural y deportiva.
“No nos tenemos que quedar con mi viaje, sino con que hay 900 niños para apadrinar. Y eso se hace con la colaboración de todos”, explicó el futbolista rojiblanco. La Fundación Atlético de Madrid e Infancia Sin Fronteras ponen a disposición el número de teléfono 902 333 503, para los interesados en apadrinar a niños.
Las instalaciones, que dispondrán de guardería infantil, preescolar, dispensario médico, talleres de artesanía, comedor e instalaciones deportivas, podrían estar finalizadas el próximo mes de julio.
“En verano me voy para allá. Estuve con los arquitectos viendo los planos y me dijeron que en 4 ó 5 meses estaría ya el centro. Yo seguro que voy a ir en verano para inaugurarlo”, comentó Antonio López durante la presentación de su viaje a Nicaragua.
El futbolista, acompañado de un vídeo, relató paso a paso la experiencia vivida durante su viaje por tierras nicaragüenses, donde visitó el centro de Infancia Sin Fronteras en Managua, antes de trasladarse a Matagalpa, el lugar donde estará el centro Fundación Atlético de Madrid.
En la capital de Nicaragua, además de visitar el centro de la ONG, entregó regalos a más de mil niños. “Fue algo muy bonito. Los niños se portaron muy bien, todos esperando su turno”, indicó.
“Cuando uno manda dinero a países desfavorecidos cree que su aportación no llega, pero nada más lejos de la realidad. El dinero llega y se emplea de una manera adecuada. Los niños comen gracias a la impresionante labor de Infancia Sin Fronteras y las aportaciones de los ciudadanos”, añadió.
También vio los talleres de creatividad, en los que los niños y niñas aprenden artesanía. “Todo esto es sorprendente. Es impensable que en países como España niños tan pequeños puedan realizar labores tan bonitas. Me quedé gratamente sorprendido por lo que hacen niños de cuatro años tienen una habilidad increíble”, aseguró.
López también jugó un partido con los niños, entre dos equipos llamados Real España y Atlético de Madrid. Le regalaron una camiseta con su nombre, con el número tres y hecha con rotulador por los propios niños. “Ya la he mandado a Benidorm para que la enmarquen y ponerla en mi casa. Lo pasamos muy bien, un rato divertido y los niños son encantadores”, dijo.