Deportes

McGwire al “Salón de los Purgados”


Xavier Araquistain

Era fácil predecir que Cal Ripken Jr. y Tony Gwynn entrarían de cabeza al Salón de la Fama de Cooperstown por sus estadísticas y logros, pero para quienes creían que Mark McGwire también alcanzaría el 75 por ciento de los votos fue una desagradable sorpresa verlo recibir sólo 128 de los 409 que necesitaba. Sin duda, le pasaron la cuenta por el consumo de esteroides anabolizantes, y aunque logró mantenerse como candidato para el próximo año, consiguiendo el 23.5 por ciento de los votos, no hay duda de que -– a la larga -- McGwire ingresará al salón de los “purgados”.
A McGwire habrá que sumarle en el futuro los nombres de Barry Bonds, Sammy Sosa y Rafael Palmeiro, quienes seguramente serán purgados. En la escogencia de ayer, el “Dr.” José Canseco, declarado repartidor de esteroides, fue eliminado de la lista en su primer año, pues apenas consiguió seis votos, distando mucho del cinco por ciento mínimo para permanecer en la lista de candidatos para el siguiente año.
El salón de los “purgados” está encabezado por los ocho miembros de los Medias Blancas de Chicago de 1919, que, aunque no fue por esteroides, fueron castigaron de por vida por venderse a los apostadores: Joe Jackson (LF), Oscar “Happy” Felsch (CF), Swede Risberg (SS), Buck Weaver (3B), Fred McMullin (3B), Chick Gandil (1B) y los lanzadores Ed Cicotte y Claude “Lefty” Williams.
En el salón de los “purgados” está el más grande hiteador de todos los tiempos, Pete Rose (4,256), aunque su caso fue por apuestas a los resultados de cada jornada mientras era manager de los Rojos de Cincinnati. Bart Giamatti, quien lo castigó, murió semanas después.
Volviendo con McGwire, creo que su porcentaje el año próximo disminuirá, y lo que podría suceder es que permanezca durante 15 años en la lista. A propósito de 15 años cumplidos en la lista, Steve Garvey, de los Dodgers y Padres, los consumió este año y sólo el Comité de Veteranos lo podría incluir. David Concepción consumió su año 14 en la lista y en la próxima elección será su última oportunidad.

Nuevo equipo de expansión
Hay tantos casos de jugadores de Grandes Ligas que han consumido drogas prohibidas (son confesos y recibieron castigos) que ya conforman lo que sería un gran equipo. Qué les parece el team llamado los “esteroides”: Barry Bonds (LF), Alex Sánchez (CF), Matt Lawton (RF), Rafael Palmeiro (1B), Michael Morse (SS), Ken Caminiti (3B), Mark McGwire (BD) y como falta un segunda base se reforzarían con Pete Rose, aunque no usó esteroides. Darryl Strawberry, José Canseco y Jason Giambi funcionarían como bateadores emergentes o suplentes.
Los lanzadores serían encabezados por Dwight Gooden, el japonés Yusaku Iriki, el dominicano Félix Heredia, Ryan Franklin, el venezolano Juan Rincón, el dominicano Rafael Betancourt. El rematador sería el zurdo Steve Howe. Sammy Sosa, Juan González y Miguel Tejada podrían agregarse, de confirmar que usaron esteroides, tal a como se sospecha.