Deportes

Baptista se “come” al Liverpool


Londres / EFE
En menos de setenta y dos horas el Arsenal echó por tierra dos de las aspiraciones competitivas del Liverpool, el sábado eliminado de la Copa inglesa y ayer apeado de la Copa de la Liga por el equipo londinense, liderado por el brasileño Julio César Baptista, quien marcó cuatro goles en el triunfo 6-3 y subrayó su condición de "Bestia Negra" del cuadro de Rafael Benítez.
En plena crisis madridista y a la espera de que el conjunto de Fabio Capello rentabilice a sus nuevas incorporaciones, el fútbol inglés contempla el rendimiento de uno de los descartes de la plantilla blanca. Baptista, cedido por el Real Madrid, ya es importante para Arsene Wenger. El brasileño destrozó al Liverpool con una actuación descomunal. Marcó cuatro goles y pudo hacer más, si no hubiera fallado un penalti.
El Liverpool no aprendió del primer revés encajado. Cuando cayó en Anfield por 1-3 y dejó en el camino la condición de campeón “copero” que conquistó el pasado año.
Tres días después, el Arsenal se ensañó con su adversario, también despachado de la Copa de la Liga. Esta vez con un sonrojo mayor (3-6). Y por si fuera poco, el Liverpool perdió a Luis García, lesionado seriamente a falta de veinte minutos para el final. Tuvo que ser sustituido por Jamie Carragher. Pero la dolencia tenía mala pinta.
Jeremie Aliadiere adelantó al Arsenal, a la media hora, pero Robie Fowler empató cuatro minutos después.
La avalancha londinense vino después con goles de Alexandre Song Billong y Julio Baptista. Posteriormente el brasileño anotó dos tantos más. Y Steven Gerrard y Sami Hypia acortaron en el tramo final.
El Arsenal prosigue su camino en la Copa de la Liga. Ya está en semifinales, donde le espera el Tottenham. La otra semifinal, ya a doble partido, la disputarán hoy el Wycombe, de la cuarta categoría, y el vigente campeón de la Premier, el Chelsea.