Deportes

Barcelona a resolver sus interrogantes


Barcelona intentará resolver hoy contra el Recreativo los interrogantes que han generado sus últimas derrotas ante Real Madrid y Chelsea, antes de medirse el martes al conjunto británico en la Liga de Campeones.
La mejor manera de hacerlo sería con una victoria ante el Recreativo de Huelva, rival que se intuye como un oasis en esta dura travesía que comenzó con la visita al Camp Nou del Sevilla y que tuvo posterior desplazamiento a Londres y al Santiago Bernabéu.
Las dudas, en estos momentos, se centran, entre otros apartados, en el estado de forma de cuatro jugadores -- Ronaldinho, Lilian Thuram, Deco y Rafa Márquez-- que han llevado a cabo un plan específico de puesta a punto esta semana, mientras sus compañeros se medían en Copa del Rey al Badalona (1-2).
Frank Rijkaard ha manifestado públicamente su intención de alinear a partir de ahora a los once jugadores que estén en un mejor momento, tras reconocer que no lo había hecho hasta ahora por su apuesta a favor de las rotaciones, así que podría producirse alguna sorpresa en el equipo.
Si el holandés mantiene un once tipo, los únicos cambios serían los de Oleguer Presas en el lateral derecho por Gianluca Zambrotta, al que ha reservado para el partido ante el Chelsea, y de Ludovic Giuly por Leo Messi, fuera de la convocatoria por unas molestias en el tobillo derecho.
El Gimnástic de Tarragona intentará conseguir hoy, ante un Real Madrid crecido, la primera victoria como local de la temporada, 56 años después de su última estancia en Primera para demostrar que el equipo sigue creciendo futbolísticamente, tal y como demostró ante el Sevilla (2-1).
El técnico del conjunto tarraconense, Luis César Sampedro, ha dejado claro que su equipo está perfectamente capacitado para dar una sorpresa y que tan sólo le faltan pequeños aspectos a corregir, como la actitud para afrontar los encuentros.
El Real Madrid medirá la euforia desatada tras el triunfo ante el Barcelona de la pasada jornada en el terreno de un recién ascendido como el Nastic, con la idea en mente de prohibido relajarse y caer en los errores de su última salida ligera a Getafe.
En un breve espacio de tiempo la plantilla del Real Madrid ha vivido los dos caminos a escoger.
El problemático, el que eligió en su última cita con Getafe, donde cayó derrotado y salió conjurado para la reacción. Y el esperanzador, el que siguió ante Steaua de Bucarest y Barcelona, en dos triunfos que han levantado el ánimo del madridismo.