Deportes

Primeros frutos de Asgari


Carlos Alfaro

Después de más de 10 años de inactividad, Zack Asgari retornó con nuevos bríos a la lucha, deporte que lo sacó del anonimato y lo convirtió en uno de los más temidos, aún cuando los años no han pasado en vano.
Asgari fue parte de la delegación nicaragüense de lucha que compitió en Panamá en el Torneo Invitacional “Eduardo Campbell”, y desde su primer enfrentamiento hasta el último impactó al saborear grandes triunfos que le valieron como campeón en su categoría.
Zack Asgari, quien recientemente recibió su nacionalidad nicaragüense, luego de meses de estar batallando por ella, realizó tres combates, de cuatro que estaban programados. Uno de los contrincantes no se presentó a luchar y el gladiador “ahora nicaragüense” ganó por forfeit.
La medalla de oro la obtuvo al vencer en sólo 25 segundos al campeón Centroamericano, que además fue cuarto lugar en los últimos Juegos Centroamericanos y del Caribe que se realizaron en Cartagena, Colombia.
“En realidad no me sentí cien por ciento bien para este certamen. Quizás técnicamente estaba excelente, pero realmente mis condiciones físicas no eran las óptimas”, dijo Asgari, quien a pesar de ganar todos sus enfrentamientos estaba consciente de que podía hacer más con mejor preparación.
Éste es el inicio de la búsqueda furtiva de Asgari, en alcanzar unos Juegos Olímpicos.
“Esos son mis máximos sueños, pero sé que se trata de etapas y debo ir superando las adversidades paso a paso”.
Para ir a unos JO primero se debe clasificar en Juegos Panamericanos, y para ello es que Zack trabaja arduamente, y más aún cuando se siente motivado por el gran triunfo que logró en Panamá.
En abril de 2007 se realizará en El Salvador el torneo clasificatorio para los Juegos Panamericanos que se llevarán a cabo en Río de Janeiro.
“Todos los mejores estarán en El Salvador, exceptuando México, Canadá y Estados Unidos”, dijo Asgari. “Yo tengo gran chance de clasificarme a los Panamericanos, pero para ello deberé reconcentrarme en otro campo para llegar mejor física y técnicamente”.
Asgari planea trasladarse a Colorado Spring, donde se encuentran academias caracterizadas en el deporte de la lucha libre.
“Haber retornado de esa manera, tras mis más de diez años de retiro, hace que me sienta como en mis primeros años. Creo que aún puedo alcanzar el sueño de mi vida, y aún cuando sé que el camino es largo y lleno de adversidades, no me importa lo difícil, intentaré una vez más estar en unos Juegos Olímpicos”, dijo el dos veces campeón del mundo.