Deportes

Mets fuerzan el séptimo


Emir Alfaro

La batalla por un cupo en la Serie Mundial se extendió hasta un punto donde sólo un sobrevivirá, al lograr los Mets empatar la serie por el título de la Liga Nacional gracias al pitcheo del novato John Maine y un jonrón de José Reyes que abrió el camino a la victoria.
Los Mets de Nueva York vencieron ayer 4x2 a los Cardenales de San Luis, en el Shea Stadium, de Nueva York, empatando la serie a tres victorias por bando, y hoy jugarán el séptimo partido que llevará solamente a un equipo al Clásico de Octubre, donde enfrentarán a los descansados Tigres de Detroit.
El notavo Maine, lanzando como un veterano, limitó a dos hit a los Cardenales en 5.1 inning, además ponchó a cinco y cambió los papeles con el “As” de San Luis, Chris Carpenter, ganador del Cy Young, quien fue atacado en el propio primer inning por José Reyes, quien al tercer lanzamiento le conectó jonrón que adelantó a los Mets.
Maine escapó ileso del primer inning cuando le llenaron las bases, incluyendo dos hits, y fue forjando una gran faena de rescate a los Mets, que estaban al borde de la eliminación.
En el cuarto episodio Shawn Green impulsó con hit a Carlos Beltrán, siempre ante Carpenter, quien soportó siete imparables y dos carreras en seis entradas.
Brander Looper relevó a Carpenter, pero permitió dos carreras en el séptimo que sepultaron las aspiraciones de San Luis. Paul LoDuca conectó hit y llevó al plato a Michael Tucker y a José Reyes con el 4x0, para que más de 56 mil personas continuaran la celebración en el Shea Stadium.
El relevo de los Mets también jugó un gran papel al contener la ofensiva de los Cardenales, dejándolos en un total de siete imparables, tres de ellos en la novena entrada cuando anotaron dos carreras con doble impulsador de So Taguchi ante Billy Wagner, quien cerró el partido. También lanzaron Chad Bradford, Guillermo Mota y Aaron Heilman, antes de Wagner.
Hoy a las seis de la tarde el juego final será en Nueva York y la presión estará en los abridores Jeff Suppan, por los Cardenales, y por los Mets, que están cortos de abridores, podría lanzar Oliver Pérez, o bien Darren Oliver o Steve Trachsel.
De un total de 11 equipos que estaban atrás 3-2 en series de campeonato y obligaron a un séptimo partido, ocho ganaron el título de la Liga. Las excepciones fueron los Mets de 1988, los Piratas de Pittsburgh de 1992 y los Medias Rojas de Boston de 2003.