Deportes

Volar era lo que más le gustaba


Cory Lidle logró una carrera exitosa como lanzador de Grandes Ligas viviendo intensamente.
No era el que más duro lanzaba, pero sí trabajaba las esquinas. Además, se ganó muchos admiradores por la forma en que ganaba.
“Cory fue un apostador. Siempre trataba de tomar riesgos”, comentó el coach de Oakland Ron Washington antes del juego de los Atléticos ante los Tigres en los playoffs de la Liga Americana.
Lidle falleció junto con otra persona ayer cuando su avioneta se estrelló contra un edificio de 50 pisos en la parte este de Manhattan, en Nueva York.
Lidle, de 34 años, y quien comenzó su carrera en 1997 y disfrutó de un éxito moderado en las Mayores, completando recientemente su más problemática temporada, tuvo pleitos con los dos equipos para los que jugó este año, los Filis de Filadelfia y los Yanquis.
Una vez que los Yanquis fueron eliminados de los playoffs, Lidle tenía algo a lo cual prestarle atención: planificó volar piloteando hasta su hogar en California, haciendo varias paradas en el camino.
Lidle obtuvo su licencia de piloto en la pasada temporada baja, comprando su propio avión y haciendo de la aviación su pasión.
“Sí, es riesgoso, pero no más riesgoso que conducir un auto”, dijo Lidle en agosto pasado cuando los Yanquis jugaron en Seattle.
Cory Lidle jugó este año con los Yanquis
Lidle dijo que estaba seguro que los Yanquis no estarían contentos conque él fuera piloto y que tuviera un avión, pero añadió que nadie en la organización le había dicho nada al respecto.
El tema de jugadores volando aeroplanos es difícil para los Yanquis. El capitán del equipo, Thurman Munson, falleció volando su propia avioneta durante la temporada de 1979 en Ohio, y su guante de receptor todavía ocupa un lugar especial en el clubhouse de los Yanquis.
Lidle tiene un hijo de seis años, Christopher.
Lidle dijo que volaría en la temporada baja para ver a su familia y amigos, en especial a su hermano, un ex jugador de ligas menores, en Florida.
Lidle tuvo marca de 82-72 con efectividad de 4.57, jugando para los Mets, Tampa Bay, Oakland, Toronto, Cincinnati, Filadelfia y los Yanquis.