Deportes

Prohibido mejorar


Emir Alfaro

La semana pasada el preparador físico argentino Enmanuel DePaoli dejó la Selección Nacional de Fútbol debido a las malas condiciones en que trabajaba, sobre todo por el poco interés mostrado por la Federación de Fútbol (Fenifut) para mejorar las condiciones de los jugadores nacionales.
El preparador argentino, con un sueldo mensual de 1300 dólares, se quejó de que Fenifut tiene abandonada a las selecciones, con condiciones mínimas de alojamiento en la Escuela de Talentos de Diriamba.
El presidente de Fenifut, Julio Rocha, el pasado viernes fue cuestionado en una conferencia de prensa del Consejo Nacional del Deporte sobre esta situación, ya que oficialmente no había dado su versión. Rocha se justificó diciendo que DePaoli no se logró adaptar a las condiciones de Nicaragua, ya que el argentino se quejó de todo, desde los apagones hasta los asaltos a los bancos, entre otras cosas.
Sin embargo, Rocha López no justificó en ningún momento las condiciones de los seleccionados nacionales, diciendo únicamente que ésas son las condiciones que aquí se tienen y quien venga tiene que adecuarse a ellas.
Es lamentable que quiera seguir escondiendo las malas condiciones de las selecciones, o simplemente decir que eso es lo que tenemos. ¿No tiene derecho a mejorar el fútbol nacional, al igual que mejoran las condiciones de quienes “trabajan por el fútbol”?
Se quiere seguir justificando la Escuela de Talentos a base del trabajo de las Selecciones, pero ya es probado que no es lo adecuado.
Además, los problemas se trasladan a la parte organizativa, ya que Fenifut no ha podido brindar un respaldo al plan presentado por el técnico argentino Carlos De Toro, quien solicitó juegos de fogueo y no se han dado por falta de gestión. Mientras las demás selecciones de la región jugaron el fin de semana, Nicaragua no logró fogueo y se tendrá que limitar a enfrentar a equipos y no a combinados nacionales.