Deportes

Yanquis no perdonan


Derek Jeter bateó de 5-5, con dos dobles y un cuadrangular, Bobby Abreu remolcó cuatro carreras y Jason Giambi jonroneó con uno a bordo, en el contundente triunfo de los Yanquis de Nueva York 8x4 sobre los Tigres de Detroit en el inicio de la serie divisional celebrada anoche en Nueva York.
Los Yanquis, claros favoritos para imponerse en esta serie, lo ratificaron con 14 cohetazos, cinco de ellos extrabases, que respaldaron al taiwanés Chien-Ming Wang, quien se apuntó el triunfo tras lanzar 6.2 episodios, en los que soportó ocho hits y tres carreras limpias, con cuatro ponches y un boleto.
Jim Leyland pagó caro su pasividad ofensiva. En el segundo inning, Magglio Ordóñez conectó doble y Carlos Guillén recibió boleto. Bateando Iván Rodríguez ordenó el doble robo, pero Ordóñez fue atrapado en tercera. Y en el tercero, Marcus Thames disparó doble, pero lo frenaron en tercera tras sencillo de Curtis Granderson al right, y Plácido Polanco terminó roletando para doble play.
Fue entonces que los Yanquis tomaron la iniciativa ofensiva con rally de cinco carreras en el tercero con seis hits seguidos. Todo comenzó con un infield hit de Johnny Damon al lanzador Nate Robertson, quien fildeó mal la pelota y cayó al piso. Posiblemente el golpe tuvo repercusión, dado que los Yanquis le dieron palo.
Derek Jeter siguió con doble al central, ganado a punto de piernas. Bobby Abreu los remolcó con doble a lo profundo del central. Gary Sheffield remolcó a Abreu con sencillo al central y Jason Giambi siguió con jonrón al right para el 5x0.
Leyland mantuvo a Robertson en la colina, y los Tigres despertaron en el quinto con tres carreras. Craig Monroe jonroneó por el bosque central. Falló Marcus Thames. Brandon Inge bateó sencillo al derecho, y después que Curtis Granderson entregó el segundo out, siguieron dobles productores de Plácido Polanco y Sean Casey.
Sin embargo, en el sexto, después de dos outs, Damon bateó sencillo, Jeter conectó otro doble y Bobby Abreu los remolcó con hit al bosque derecho, cuando la pelota pasó bajo el guante de Polanco en la intermedia. Jason Grilli relevó a Robertson y su primer disparo fue un pésimo viraje a la inicial.
Para el séptimo, con dos outs, Joe Torre removió al taiwanés Chien-Ming Wang y llevó a la colina a Mike Myers, sólo para que Curtis Granderson le conectara jonrón al right para el 7x4. Relevó Scott Proctor y soportó hits de Polanco y Casey.
Derek Jeter, que tuvo una jornada perfecta empatando su récord de hits en un juego; remató su ofensiva en el octavo con jonrón por el bosque central, contra Jamie Walker, para sentenciar el desafío. Fue su jonrón 17 en juegos de postemporada, que es donde siempre se luce. Kyle Farnsworth tiró el octavo inning y Mariano Rivera remató el juego.
Una de las curiosidades en la alineación de los Yanquis fue ver batear a Alex Rodríguez como sexto, baja posición que no ocupaba desde el siete de mayo de 1996, cuando bateó de octavo con los Marineros de Seattle. Se fue de 4-1, extendiendo a nueve sus juegos de postemporada sin empujar carrera, y promedia .139 (5-36) en diez juegos de postemporada.
La serie continúa hoy en Nueva York a partir de las seis de la tarde, con Justin Verlander (17-9) lanzando por Detroit y Mike Mussina (15-7) por los Yanquis.