Deportes

Clemens desmiente acusaciones de dopaje


HOUSTON, EU / AFP -El astro Roger Clemens, ganador de siete premios de pitcheo Cy Young en las Grandes Ligas, dijo que las acusaciones de dopajes en su contra por parte del pitcher Jason Grimsley son absurdas y ridículas.
"No estoy molesto del todo," señaló Clemens al Houston Chronicle. "Pero sí algo enojado, pues esto no debería suceder. Son suposiciones, no entiendo esto. No entiendo que las personas puedan hacer una cosa así. No puedo comprender que haya quien pueda promover un rumor así", agregó el astro lanzador.
El diario Los Ángeles Times había reportado en horas de la mañana del domingo que Clemens había sido uno de los seis jugadores, nombrados en un documento asentado en una corte federal, señalados de haber usado sustancias prohibidas para mejorar su rendimiento.
El periódico indicó en un reportaje de primera plana que Clemens, de 44 años, figura junto a otros cinco peloteros en la declaración jurada realizada por el ex lanzador Grimsley, quien cumple una sanción de 50 juegos por uso de esteroides.
De acuerdo con el diario, que no reveló sus fuentes, Grisley nombró también en su declaración en la Corte a Clemens y a Andy Pettitte, compañeros actuales en los Astros, al dominicano Miguel Tejada, Brian Roberts y Jay Gibbons, los tres últimos de los Orioles.
Grimsley dijo a los investigadores que Clemens y Pettitte "usaron sustancias para mejorar el rendimiento atlético". Igualmente indicó que Tejada utilizó esteroides anabólicos.
Clemens, quien salió del retiro para lanzar por los Astros en las últimas dos temporadas, fue compañero de Grimsley en los Yanquis de Nueva York de 1999 al 2000, al igual que Pettitte, dos veces All-Star.
El caso de Grimsley y otros atletas es consecuencia del escándalo de los laboratorios Balco de San Francisco, donde se crearon y distribuyeron la mayoría de estas drogas prohibidas.
Víctor Conte, fundador de Balco, y Greg Anderson, entrenador personal del toletero de los Gigantes de San Francisco, Barry Bonds, fueron procesados por distribución ilegal de esteroides.
Pettitte, quien fue compañero de Clemens y Grimsley en los Yanquis de Nueva York, dijo también ser inocente.
"Estoy aturdido, obviamente," subrayó Pettitte al Chronicle. "Realmente no sé por qué lo dijo (Grimsley). Jugué con Grimsley por algunos años en Nueva York. Tuve una gran relación de trabajo con él, pero sólo eso, no sé como puede decir esas cosas".