Deportes

Schumacher desplaza a Alonso


El piloto alemán Michael Schumacher desplazó al español Fernando Alonso del trono mundial de la Fórmula Uno, al ganar hoy el Gran Premio de China y superar al campeón defensor en circuitos dominados este año.
Este domingo Alonso escoltó al siete veces monarca del orbe, y ahora ambos acumulan 116 puntos en la clasificación general, pero “Schumi” ha ganado siete pruebas este año por seis el asturiano.
La victoria del astro de Ferrari resultó más impresionante, pues salió de sexto en la parrilla, para alimentar su leyenda y la rivalidad con el hasta ahora líder del campeonato.
Los amantes del automovilismo centran su atención en las dos carreras restantes de esta temporada, última de Schumacher como piloto profesional y de Alonso en la escudería Renault.
Bajo una incómoda lluvia que causó numerosos abandonos, “Schumi” demostró que sus reflejos aún permanecen aguzados pese a sus 37 años y su determinación de retirarse.
El alemán pasó a encabezar la carrera a 15 vueltas del final y entró 3.1 segundos por delante de Alonso, que llevaba 560 días y 33 carreras en la cúspide del automovilismo de pista.
El futuro piloto de Mercedes-McLaren pasó a encabezar el escalafón mundial el 20 de marzo de 2005 en Sepang, y hasta hoy mantuvo a raya a Schumacher, a quien ha acusado de consentido y sucio.
El encono entre Alonso y Schumacher aumentó tras el Gran Premio de Monza, cuando el español aseguró que el alemán ha sido reiteradamente favorecido por las autoridades de la Fórmula Uno.
Sin prestar atención a tales acusaciones y al ataque de equipos rivales, Schumacher prosiguió la búsqueda de su octava corona mundial, concentrado en lucir bien en Shanghai, un circuito tradicionalmente adverso para él.
“Ya dejamos eso atrás, y creo que las próximas carreras son más apropiadas para nosotros, así que necesitamos de nuestros seguidores crucen sus dedos por nosotros para conseguir la victoria”, bromeó.
“El ganador es Michael y merece la victoria. Hoy perdimos una gran oportunidad”, reconoció Alonso, ganador aquí el pasado año, víctima ahora de una demora en boxes en la vuelta 35.
Alonso realizó la vuelta más rápida al circuito chino, al cubrir el giro 49 en 1:37.586 minutos, lo cual valoró el italiano Flavio Briattore, director de Renault.
Giancarlo Fisichella finalizó tercero y permitió que Renault conservara su ventaja sobre Ferrari en la clasificación de constructores, pues el brasileño Felipe Massa --compañero de “Schumi”-- abandonó tras chocar con el escocés David Coulthard.