Deportes

Pelea en práctica del Real Estelí

* Argentino Víctor Sánchez es reincidente

Mañana domingo se realizará un versión más del clásico nacional, en el que, en teoría, el Real Estelí es más equipo que el Diriangén, sin embargo, la realidad es otra, porque el Real Estelí dejó de ser un “equipo” desde hace dos temporadas, siendo ahora un grupo de jugadores mal llamados “estrellas”, que buscan beneficios particulares y la directiva se los concede, sin importarle lo que dirá el resto de integrantes.
La situación empeora cada día, como lo ocurrido en el último entrenamiento del Estelí cuando el argentino Víctor Hugo Sánchez y el hondureño Jaime Crisanti, sin importar la presencia de aficionados en el estadio, se trenzaron a golpes, cargando con la peor parte el argentino Sánchez.
Los golpes en el “Tren del Norte” no son un hecho aislado. Antes de esta última pelea el argentino Sánchez protagonizó otro escándalo público en la avenida central de la ciudad de Estelí y, luego de ser golpeado por un ciudadano, recibió atención médica al quedar inconciente, pero la directiva esteliana manejó muy bien sus contactos y trató de mantener hasta ahora en silencio el acontecimiento.
En la final del campeonato anterior, previo al partido, Víctor Sánchez agredió a un directivo esteliano y a una oficial de Policía, pero la directiva negoció con las partes y llegaron a un acuerdo para no afectar la imagen del club, pero el jugador en una encerrona que sostuvo con la directiva insinuó que si se presenta la oportunidad de agredir al dirigente lo haría otra vez.
El Estelí está dividido y los directivos se han convertido en títeres que no ponen punto final a esta situación.
¿Espera acaso el diputado Fidel Moreno, Presidente de la directiva del Real Estelí, ser agredido por un jugador para tomar medidas?