Deportes

No desentonó


Martín Ruiz

Devorn Hansack debutó de forma convincente en las Grandes Ligas, y aunque le correspondió cargar con la derrota de Boston, 5x3, ante los Azulejos de Toronto, no desentonó y podría tener un futuro prometedor.
Hansack mostró su carácter en el montículo del “Rogers Centre”, de Toronto. Se presentó con un excelente control, estuvo en la zona de strike y continuamente retó a los exigentes artilleros del club canadiense. Fue tal su ímpetu, que los diez primeros lanzamientos fueron strikes, sin que lo intimidara el hit que le conectó Frank Catalanotto, su segundo rival del juego.
“Hansack tuvo un sólido debut, pero en una causa perdida”, tituló su nota Ian Browne, de MLB, al señalar las raquíticas posibilidades del equipo para pelear el wild card con los Mellizos de Minnesota, que ayer ganaron y eliminaron a Boston.
Los tres primeros episodios fueron brillantes para Hansack. Permitía dos hits, el de Catalanotto en el primer inning y el de Russ Adams en el tercero, y ganaba 1x0 por el jonrón del novato Dustin Pedroia (2), iniciando el juego ante los envíos de A.J. Burnett.
Devern estaba dominante, pero dio la impresión de que el duelo contra Alex Ríos en el tercero, cuando le hizo once lanzamientos, de los que sólo una fue bola y al final lo ponchó, pudo haberlo agotado. En ese episodio hizo 23 lanzamientos, cosa que en los dos anteriores hizo 12 y 16 respectivamente.
Tras dominar a Vernon Wells en rola al short en el cuarto inning, Hansack fue descifrado. Lyle Overbay le jonroneó el primer lanzamiento, un slider sobre el que el toletero extendió adecuadamente los brazos y empujó la pelota sobre la barda del right, para su jonrón 20. Siguió Troy Glaus y al segundo envío le jonroneó por el left, para su jonrón 36 que viró el marcador.
El costeño retiró a los siguientes cinco bateadores, ponchando por segunda vez a Alex Ríos, hasta que en el sexto un doble de Catalanoto y sencillo de Wells obligaron a su remoción del montículo. Relevó Javier López y dominó a Lyle Overbay, pero no impidió la anotación. Luego lanzó Bryan Corey.
Mientras tanto, Boston desperdiciaba oportunidades. Embasaban corredores en cada inning, pero no progresaban. Hasta en el sexto episodio marcaron su segunda carrera y la tercera en el noveno, pero en el octavo Toronto había asegurado el juego con dos carreras contra el relevista Mike Burns.
Hansack (0-1) lanzó cinco innings, permitió seis hits, un doble, dos jonrones, ponchó a dos y no dio base por bolas. Realizó 81 lanzamientos, 58 de strike. De los 21 bateadores enfrentados, ocho le roletearon y 5 elevaron. Perdió el juego y su efectividad inicial es de 5.40. Ganó A.J. Burnett (9-8), quien en siete innings ponchó a ocho.
Entre las curiosidades del desafío, el manager Terry Francona fue expulsado en el sexto inning, por protestar un doble play. Es la primera vez en la temporada que es expulsado Francona. También reapareció Manny Ramírez en los últimos 13 juegos y recibió base por bolas.
Boston conectó 11 hits contra ocho de Toronto, pero dejó a diez embasados, mientras que Toronto sólo cuatro.