Deportes

Escándalo en la 'Premier'

* Un programa de la BBC denuncia que 18 entrenadores del fútbol inglés han aceptado sobornos en los últimos años a cambio de contratar a determinados jugadores

Londres / El País
Algo huele definitivamente a podrido en la Premier League inglesa. Tanto la Federación como el Bolton Wanderers anunciaron el miércoles la apertura de investigaciones para dilucidar las acusaciones vertidas la víspera por la BBC contra el entrenador del club y durante un tiempo candidato a seleccionador de Inglaterra, Sam Allardyce.
En una investigación del programa Panorama, dos intermediarios fueron filmados en secreto mientras aseguraban que Allardyce cobra comisiones en los traspasos de sus jugadores.
En el programa se acusa también al Chelsea de contactar directamente con un jugador juvenil para sondear su fichaje, en contra de las normas que obligan a contactar primero al club. Según el programa de la BBC, hasta 18 entrenadores actuales o pasados de la Premier League han sido citados en sus investigaciones como dispuestos a cobrar comisiones ilegales en los traspasos. El problema de las comisiones se une a las denuncias de falta de transparencia en el mundo del fútbol inglés en un momento en que los clubes son objeto de atención por inversores de medio mundo.
No es la primera vez que se habla de comisiones ilegales en el fútbol inglés, pero sí la primera en que estas acusaciones se dirigen personalmente contra un entrenador. Aunque desconocido para muchos en el fútbol mundial, Sam Allardyce es uno de los técnicos más populares y carismáticos de Inglaterra. Ex jugador del Bolton, llevó a este club a la división de oro y lo ha convertido en uno de los equipos de la mitad superior de la tabla, contra todos los pronósticos. Ha llevado a su equipo, entre otros, a los españoles Iván Campo y Fernando Hierro. Tenía el mejor palmarés de todos los candidatos ingleses para suceder a Sven-Göran Eriksson como seleccionador nacional, pero fue desbancado por Steve McClaren. Entonces se dijo que su carácter demasiado expansivo, típico del norte de Inglaterra, no le había ayudado a obtener el puesto. Ahora se especula con la posibilidad de que la FA (la Federación inglesa de Fútbol) temiera que el actual escándalo pudiera estallar algún día.
En el programa Panorama, un agente llamado Teni Yerima dice que ha pagado comisiones ilegales a Sam Allardyce. Su socio, Peter Harrison, sostiene que ha pagado tres veces a Allardyce a través de un hijo de éste, Craig. También el Chelsea se ve implicado en las acusaciones del programa: su responsable del fútbol base, Frank Arnesen, es filmado mientras le plantea una oferta a un jugador de 15 años del Middlesbrough a espaldas del club. El segundo entrenador del Newcastle, Kevin Bond, fue filmado cuando trabajaba junto a Harry Redknapp el año pasado en el Portsmouth; en la filmación se declara dispuesto a recibir comisiones ilegales y a hablar de ello con su jefe. Redknapp es uno de los entrenadores más famosos y polémicos de la liga inglesa.
Sam Allardyce rechazó el miércoles las acusaciones y exigió a la BBC que presente las pruebas que tiene contra él. 'Estoy indignado con todas estas mentiras', declaró. 'Los individuos que aparecen en el programa haciendo acusaciones contra mí han confirmado por escrito a mis abogados que mintieron a la BBC. Han mentido con la esperanza de cobrar los millones que les ofreció el reportero de la BBC para comprar su negocio de agencia deportiva', aseguró. 'Esa gente nunca pensó que sus mentiras iban a ser expuestas de esa manera y se han disculpado ante mí', añadió Allardyce. El entrenador del Bolton admite que se siente 'apenado como padre al ver a mi hijo exagerando su influencia con el objetivo de conseguir dinero'. El Bolton se ha comprometido a investigar a fondo las acusaciones y ha pedido a sus hinchas que no saquen conclusiones precipitadas.
Las denuncias de comisiones ilegales irrumpieron en el fútbol inglés en 1993, cuando una investigación concluyó que el mítico Brian Clough, entonces entrenador del Nottingham Forest, había cobrado una comisión ilegal por la venta de Teddy Sheringham. Pero Clough, que falleció en 2004, no fue procesado porque no se había quedado con el dinero, sino que lo había repartido entre empleados del club.
El año pasado, los entrenadores del Queens Park Rangers y del Luton, Ian Holloway y Mike Newell, lanzaron nuevas acusaciones, pero no citaron en público a ningún entrenador, por falta de pruebas. El propio Eriksson declaró en enero pasado, cuando fue filmado de manera encubierta por un periodista del tabloide News of The World, que se hizo pasar por un jeque árabe interesado en comprar un club de la Premier, que los entrenadores ingleses se quedan dinero de los traspasos. La FA abrió una investigación que se cerró sin conclusiones contra nadie. Incluso el poderoso Alex Ferguson, manager del Manchester United, se vio salpicado, cuando en 2004 se supo que su hijo Jason se había lucrado como representante de una docena de jugadores del United.
Pedirán pruebas
AFP -La Federación Inglesa de Fútbol (FA) pedirá a la red británica BBC todas las pruebas reunidas que le permitieron montar un programa, transmitido el pasado martes, con denuncias de corrupción en el ambiente del fútbol, informó ayer la prensa local.
Según esas fuentes, un alto dirigente de la FA entrará en contacto con un director de la BBC para pedir que todas las pruebas recogidas (y no solamente algunas de ellas) sean puestas a disposición de la entidad, para que se pueda abrir una investigación.
El entrenador adjunto del club Newcastle, Kevin Bond, mencionado en el explosivo programa del martes, ya presentó una queja formal contra la BBC, y el entrenador del club Bolton, Sam Allardyce (sobre quien pesan las peores denuncias) ya adelantó que planea hacer lo mismo.