Deportes

Mauro Gasbarra y su pasión por ayudar

* Alto personero de la Unión Europea * Presidente de la “Fundación Para el Desarrollo” en Nicaragua * Su trabajo con programas para ayudar a varias comunidades y en especial con los jóvenes lo ha motivado a promover y patrocinar los deportes

Xavier Araquistain

Desde hace más de 20 años el doctor Mauro Gasbarra, de origen italiano, ha estado viviendo en Centroamérica y principalmente en Nicaragua, debido a su trabajo con la Unión Europea, y después de tantos años de distribuir su tiempo de trabajo por cuatro países del istmo, finalmente ha conseguido estar de forma permanente en nuestro país, en donde ha logrado llevar a cabo un proyecto con los jóvenes, iniciativa que ha bautizado con el nombre de Fundación Para el Desarrollo “Rubén Darío”, la que tiene como base principal promover los conocimientos de la gobernabilidad y sus leyes entre los niños y jóvenes.
Gasbarra comenzó su proyecto denominado Fupade en sus ratos libres y el primer lugar en donde se estableció fue en Ciudad Darío, Matagalpa, donde hoy en día la fundación ya cuenta con instalaciones e infraestructura para dar albergue y enseñanza a jóvenes de escasos recursos. Entre las enseñanzas está incluida la promoción de los deportes, como el béisbol, el baloncesto, voleibol y fútbol, entre otros.
Su peregrinar por nuestro país también lo ha llevado a Bilwi o Puerto Cabezas, a la región de las minas, Ciudad Sandino y León, así como establecer su residencia en Managua, en donde comparte su vida con su esposa de origen miskito y destacada jugadora de baloncesto, Mariela, y su pequeño hijo Mauro Jr.
Su alianza
con el baloncesto
Sin haber jugado nunca el baloncesto y tras haber practicado el fútbol, Gasbarra en su estadía en Puerto Cabezas se metió de lleno a apoyar el baloncesto, deporte que en ese sector tiene muchos amantes. Hasta allá llevó por un año al entrenador Edwin Valdivia para que ayudara al desarrollo de los equipos, después que un equipo femenino de la localidad ganara un campeonato a nivel nacional y representara a Nicaragua en Guatemala, en un certamen en donde se vieron las diferencias de nivel de juego que las nicas tenían respecto a sus rivales. Por eso, con su dinero contrató a un entrenador para que mejorara el nivel de las muchachas y varones de Bilwi.
No niega que su esposa Mariela, siendo una jugadora de baloncesto, influyó para que él le diera un mayor apoyo al deporte de los aros, sin descuidar los otros deportes. Su apoyo, que ha sido visto muy bien por jugadores, entrenadores y hasta los federados nacionales de Fenibal, desafortunadamente no fue muy bien visto por el presidente del baloncesto en Puerto Cabezas, y surgieron dificultades que lo llevaron a pensar que por querer contribuir al desarrollo de esta disciplina se estaba metiendo a problemas, cuando su idea ha sido aportar apoyo logístico y económico para que los atletas se sientan respaldados a como se merecen.
Condecorado
con medalla de plata
Luego que la federación nacional valoró su aporte al baloncesto en forma desinteresada, el pleno de Fenibal decidió otorgarle una condecoración que está destinada a personas que ayudan al desarrollo de éste, y fue así como le hicieron entrega de la Orden en Plata “William Ramírez In Memoriam”, por su muy buena labor.
Lo interesante del caso del doctor Gasbarra es cómo saca tiempo para dedicárselo al básquet, cuando por sus múltiples ocupaciones apenas le queda espacio para dedicárselo a su familia.
“Lo importante para mí es estimular a los jóvenes. Como premio a su destacada labor como deportistas planifiqué giras con las muchachas por El Salvador, Honduras y Guatemala y en varones por Honduras y El Salvador. El viaje fue por tierra, nos hospedamos en hoteles de calidad y para todos ellos fue algo maravilloso”, aseguró Gasbarra.
En Managua, Gasbarra decidió conformar dos equipos de baloncesto de primera fuerza en ambos sexos, con elementos costeños que radican en el Pacífico y los ha inscrito en las ligas que ha comenzado a promover Fenibal. Esos equipos son el Fupade Coast, que es finalista en el torneo departamental de Managua, y el femenino, llamado Liwas de Fupade, que es sublíder en la tercera vuelta del departamental.