Deportes

Jornada accidentada del motociclismo


Mariano López

Curiosamente las octavas etapas de los Campeonatos Nacionales de Motovelocidad y Motocross no concluyeron ayer por diversas situaciones que no estaban en los cálculos de nadie. La etapa de velocidad ni siquiera inició, debido a que en los entrenamientos previos a la competencia se dio un fatal accidente que le quitó la vida a dos ciudadanos que asistieron a la dupla Bolívar, al ser impactados por la moto de Bismarck Vargas.
El piloto de la categoría Súper Bike perdió el control de su máquina al resbalarse su llanta trasera cuando intentó doblar en la curva ubicada en los semáforos de la Asamblea Nacional, estrellándose contra el público, entre el que se encontraba la vendedora ambulante Xiomara Gioconda Zamora García, quien falleció cuando era traslada al hospital Lenín Fonseca. El señor Julio César Zelaya Quintero fue ingresado por diversos golpes y falleció en horas de la tarde. El piloto Vargas salió con fuertes golpes en la mano derecha y ayer mismo le dieron de alta en el centro asistencial.
El motocross realizaría su octava etapa en la recién construida pista de Sébaco, pero un aguacero la inhabilitó, por lo que diez pilotos se negaron a competir. La carrera se realizó en tres categorías, pero será hasta esta semana que en reunión de la Junta Directiva de Conimoto se conocerá si son oficiales o no los resultados.
En la categoría de los Expertos sólo compitieron Eduardo Gadea y Pedro Campuzano, y se sumó Javier “Rapidito” Mairena.