Deportes

Duelo de figuras


NUEVA YORK/ EFE -Choque de grandes, duelo de figuras. Así será la definición del US Open, el último Grand Slam del año, ya que la belga Justine Henin-Hardenne, Nº 2 del mundo, venció primero a la serbia Jelena Jankovic y luego la rusa Maria Sharapova superó muy bien a la francesa Amelie Mauresmo, la líder del circuito.
Henin-Hardenne, ex reina, dio vuelta la historia ante la revelación Jankovic (19ª cabeza de serie) para derrotarla por 4-6, 6-4 y 6-0, luego de ganar los 10 últimos games. "Salí de la nada. Me siento afortunada de estar en la final", afirmó Henin-Hardenne.
En el último Grand Slam del año, Henin-Hardenne logró la hazaña, pocas veces vista en la historia, de llegar a las cuatro finales de los torneos más importantes del mundo en la misma temporada. Fue campeona en Roland Garros y perdió las definiciones de Wimbledon y Australia y su marca es de 25-2.
Henin-Hardenne se convirtió en la primera mujer que llega a la final de los cuatro Grand Slam en un mismo año, desde que la suiza Martina Hingis lo logró en 1997. Y lo hizo a pesar de cometer 12 faltas dobles, todas en los dos primeros sets.
Después, en un encuentro de trámite muy cambiante y por momentos sorprendente, Sharapova, la Nº 4 del ranking de la WTA y tercera favorita, le ganó a Mauresmo por 6-0, 4-6 y 6-0.
Así, Mauresmo se quedó con ganas de poder obtener tres títulos "Mayors" en el 2006, luego de sus conquistas de Australia y Wimbledon, las únicas de esa categoría en su vida.
De menor a mayor
De una imagen pálida a la mejor versión. Así fue la transformación que mostró Henin-Hardenne, de 24 años, para vencer a la joven Jankovic y pasar a la final.
Henin-Hardenne, quien ya ganó el Abierto de Estados Unidos en 2003, disfruta de un nuevo gran momento. "No comencé bien el partido, pero nunca perdí el enfoque y ahí estuvo la clave para remontar", declaró tras su segundo choque con Jankovic, de 21 años, para dejar su marca en 2-0.
"A partir del segundo set me centré, me quité la presión y luego creo que hice mi mejor tenis", agregó la talentosa tenista, dueña de un revés suelto a una mano, exquisito y veloz.