Deportes

Grecia en el camino de EU hacia el trono


SAITAMA, Japón / AFP
Estados Unidos derrotó a Alemania por 85-65 y sigue con paso firme su camino para recuperar el trono perdido en el básquet, aunque el campeón europeo, Grecia, vencedor de Francia (73-56), el miércoles en Saitama espera hacerle vivir un drama griego en las semifinales del Mundial.
La otra semifinal la protagonizan mañana viernes, España y Argentina, los otros dos equipos que también presentan un balance invicto con siete victorias seguidas en Japón, en lo supone una recta final del torneo con los mejores.
Estados Unidos no gana ningún título desde Sydney-2000 y todavía sufre por sus dos últimos fiascos: sexto en Indianápolis-2002 y tercero en Atenas-2004. Pero este Dream Team está decidido a devolverle el orgullo al básquet de su país.
Ayer, con 19 puntos de Carmelo Anthony, Estados Unidos superó a la Alemania de Dirk Nowitzki por 85-65, aunque los 20 puntos de diferencia final recién se construyeron en los últimos cuartos, cuando las estrellas estadounidenses de la NBA impusieron su ritmo y ajustaron la mira.
Anthony anotó 10 tantos en una corrida de 18-4 en el tercer cuarto, golpeando con dos triples y una volcada, que terminó con un ‘alley-oop’ de Chris Paul y el delirio del público.
A esa altura, Estados Unidos parecía haber metido el partido en un congelador, con una brecha de 60-45, con 8:07 en el electrónico de ese período.
Estados Unidos pagó caro su falta de puntería en la primera mitad, en la que tuvo pegado en el marcador al subcampeón europeo y bronce en Indianápolis-2002, con una efectividad de 14 de 44 lanzamientos desde el campo en esos 20 minutos.
LeBron James contribuyó con 13 tantos, mientras que por el lado germano se destacaron Nowitzki y Ademola Okulaja, con 15 cada uno.
Pero contra Grecia, Estados Unidos deberá tener más cuidado, porque la falta de puntería puede pagarla cara ante una selección que tiene experiencia, pergaminos y francotiradores excelentes, además de un juego interior sólido.
Encima, la motivación es alta porque los helenos están a un paso de ganar por primera vez en su historia una medalla en un cita mundialista (tampoco tienen recompensas olímpicas). Al menos, ya se aseguraron igualar el mejor resultado de su palmarés en un Mundial (cuarto puesto en 1998 y 1994).
Francia, subcampeón olímpico en 2000 y bronce en los europeos de 2005, no pudo vengarse de la derrota en semifinales de Belgrado-2005, que ganaron los helenos, antes de coronarse campeones de Europa.
Encima, Grecia subió la apuesta y encajó a los franceses la segunda derrota más amplia de la historia en los enfrentamientos entre ambos (17 puntos de diferencia este miércoles, por 24 en 1974).
En Francia pesó sobremanera la ausencia de su estrella Tony Parker, quien quedó fuera del certamen en el último momento por una lesión en una mano. Aunque la diferencia de nivel fue tan grande que tal vez el base de los San Antonio Spurs no habría cambiado en nada la historia.
Lazaros Papadopoulos y Antonis Fotsis, hombres fuertes del Dínamo Moscú, fueron los mejores anotadores griegos, con 14 puntos cada uno, mientras que Mickael Gelabale hundió 12 tantos para Francia.