Deportes

Cairo espera volver a lanzar


San José de las Lajas, Cuba / PL
El preolímpico de béisbol de las Américas sumió en la incertidumbre al entrenador de pitcheo de Nicaragua, Cairo Murillo, quien aún hoy duda si seguirá en sus funciones o volverá a subir a la lomita.
Murillo, de 31 años de edad, dijo en exclusiva a Prensa Latina, que trabajar como entrenador “me ha abierto nuevos horizontes, pero siempre con la esperanza de volver a lanzar algún día, aunque el trabajo de preparador me gusta”.
El joven entrenador, quien trabaja con el pitcheo nica desde los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena 2006, en julio pasado, dice que “todos los tiradores hicieron una preparación física muy buena y una prueba de ellos es lo realizado aquí”.
“Sólo ante los cubanos nos falló el pitcheo. Cuba tiene muy buen equipo, sin dudas, fallamos en algunos momentos y por ahí se nos alteró un poco el promedio de carreras limpias, pero todos lo han hecho bien y estoy satisfecho”, dijo.
“Eso es parte del pasado. Ahora hay que pensar en los juegos que faltan”, comentó Murillo, quien dijo haber aprendido mucho “en un curso en Cuba con entrenadores cubanos. Sé que tienen mucha capacidad y saben cómo lograr una buena forma física”.
“Me gustaba lanzar, pero en diciembre pasado sufrí una lesión y asumí como entrenador y todo lo que aprendí en el curso en Cuba lo transmito al staff de tiradores”, dijo Murillo.
Para el primer partido de la segunda vuelta, Murillo anunció a Franklin Sánchez, el primero que lanzó en el Preolímpico, en tanto aseguró que el ex Grandes Ligas Oswaldo Mairena saldrá el segundo día y Julio César Ráudez el tercero.
Para el cuarto juego “pudiéramos ocupar a Aristides Sevilla, eso si no lo utilizamos como relevista en los primeros partidos. El staff de pitcheo está listo para cualquier día, en una ronda que será más dura que la anterior”, comentó el ex lanzador.
“Si el pitcheo está bien podemos decir que se lo debe al entrenamiento. Sólo espero que siga así y que nos dé muchas alegrías a los nicaragüenses en el futuro”, aunque para entonces Murillo pudiera volver a vestir los spikes y lanzar sus partidos.
“Lo importante es que sigo en lo mismo. Voy a luchar por volver a lanzar, aunque me enamoré de este trabajo y creo que lo que aprendí aquí sería bueno que otros lo asimilaran”, dijo Murillo, con quien trabajaron, entre otros, Antonio “Boricua” Jiménez, Luis Tiant y Jorge Fuentes, todos cubanos.
Fuentes, quien dirigió por primera vez en los torneos cubanos con 32 años, “me dijo que la juventud no es obstáculo para entrenar y me comentó que tengo el talento para hacerlo. Sólo me falta emplearlo, aunque admito que siempre me veo como lanzador”, finalizó Murillo.