Deportes

Tiburones “rompieron las redes”


Xavier Araquistain

Los Pumas de la Unival no pudieron rematar en el quinto juego, y los Tiburones, casi atrapados y sin salida, rompieron las redes que les habían tendido y con victoria contundente de 96-77, se llevaron su segundo triunfo de la IX final del baloncesto de la ACB, anoche en la cancha de la UdeM, con el mejor lleno de todo el torneo.
Después del bajo accionar del trío de panameños en el cuarto juego, los Tiburones jugaron más coordinados y entre cinco jugadores se repartieron 91 de los 96 puntos conseguidos. Iván Jáen, sin recuperarse de una lesión, volvió a la carga marcando 23 puntos, seguido por Anthony Gayle con 20 y 16 “bollos” cada uno Manuel McKenzie --quien jugó un partidazo-- Pedro Salazar y Cristian Esquivel, para devolverle la vida con este triunfo a su representante Luis Pavón.
Los Tiburones ganaron todos los períodos. Iniciaron con un ajustado score de 19-18 en un duelo particular entre McKenzie, de los Tiburones, y Jasser Jiménez, de los Pumas. El segundo período fue casi una copia fiel al primero y los escualos se impusieron 24-23, ya con el aporte mayor de Jáen y Salazar por los ganadores, en tanto los hondureños César Estling y Mario Alcerro se ponían las pilas para irse a descansar a sólo dos puntitos de los Tiburones 43-41.
Apenas inició el tercer período, los Tiburones, animados por su bulliciosa barra, comenzaron a despegarse hasta 13 puntos de los Pumas, contando con cuatro canastas de tres puntos, dos por cabeza de Jáen y Gayle, hasta sumar ventaja de 23-14 para completar 11 de diferencia (66-55) a los tres cuartos del juego. Cuando los Pumas intentaron reaccionar, fue muy tarde, y en la medida que los Pumas subían su juego, también los Tiburones hacían lo propio, hasta ganar el último cuarto 30-22 y establecer la diferencia de 19 puntos en el score final, 96-77.
Por los perdedores de anoche, Carlos “El Pollo” González, quien en la primera mitad del juego apenas había marcado cuatro puntos, subió el voltaje y anotó 20 puntos en la segunda mitad, para ser el mejor, con 24, César Estling hizo 17, Jasser Jiménez, quien lució bastante agotado al final, fallando en varias ocasiones, hizo 15, Mario Alcerro 10, el refuerzo Ruddy Taylor, quien casi no entró a jugar, hizo seis puntos (hizo 20 en el primer juego de la serie), William Waterhouse, con su mano lastimada, hizo cinco, y el jugador de planta Edwin Waters, impuso record negativo al no anotar un solo punto en todo el juego, mientras Taylor se engarrotaba en la banca.
La serie se ha puesto tres juegos a dos, siempre a favor de los Pumas, que están frente a su segundo título. El sexto juego de la serie será el lunes 28 de agosto en el mismo escenario de la UdeM y a la misma hora: 6:30 p.m.
Los Pumas han estado rompiendo los pronósticos, pero los Tiburones están ahora dispuestos a reponerse y hacerlos válidos. Dos días de descanso les caen bien a ambos clubes, pero mucho mejor al lesionado Iván Jáen.