Deportes

Luciano salvó al Olimpia


Emir Alfaro

Un gol del brasileño Luciano Emilio, el segundo del partido, a falta de un minuto para terminar el encuentro le dio una “salvadora” victoria 2-1 al Olimpia de Honduras sobre el campeón nacional Cacique Diriangén, en la primera fase del Torneo de Campeones de la Unión Centroamericana de Fútbol (Uncaf).
Fue gol salvador, pues los catrachos venían con la intención de golear a los Caciques. Un empate o una derrota los haría caer en el ridículo ante un supuesto equipo débil.
Pero el Diriangén les dio un buen susto, con un planteamiento que impuso el técnico Róger Rodríguez, que limitó a los visitantes a unas cuantas jugadas de peligro en el primer tiempo, más un gran accionar del argentino Hugo Silva, quien se convirtió en la figura del conjunto blanquinegro.
El equipo diriambino se adelantó en el marcador con gol del argentino Ricardo Valenzuela a los seis minutos de iniciado el juego, al aprovechar un rebote dentro del área, luego de un desvío de Ismael Reyes en centro de Eustace Martin, para marcar con potente disparo.
Luego de pocas jugadas de peligro, pero con Diriangén dominando más tramos del juego, el Olimpia retomó el control en los minutos finales, y anunció el peligro con un disparo de Jerry Palacios, que rebotó en el poste de la cabaña defendida por Denis Espinoza.
Al minuto 40, el argentino Danilo Tosello cobró una falta a unos 40 metros de la portería, envió el balón al centro del área y el brasileño Luciano lo desvió de cabeza ante la imposibilidad de “El Pulpo” Espinoza, que apenas lo rozó.
El partido bajó de ritmo con jugadas a “cámara lenta”, con más control del esférico por parte del conjunto catracho, que aprovechó las ventajas que dio el técnico Rodríguez al hacer tres cambios que no aportaron nada en el engranaje cacique.
El argentino Silva dejó el campo a los 32’, luego de un disparo fuera del área que exigió un “vuelo” del arquero Noel Balladares, y en adelante solamente se realizó un disparo al marco. Marcos Román sustituyó a Silva, y previamente José Carballo había entrado por el argentino Roberto Chanampe, luchador por la banda izquierda, y Remy Vanegas sacó a Eustace Martin, quien sorprendió con su buen juego en la zona media.
Parecía que ambos técnicos estaban satisfechos con el empate, pero los catrachos, con el balón en sus botines, insistieron un poco más, y ya en tiempo de compensación, el recién ingresado Juan Manuel Cárcamo se quitó la marca de Hoogly Corrales por la izquierda y centró para que Luciano anotara el 2-1, con un cabezazo que se fue por debajo de los brazos de Denis Espinoza.
El partido se vio empañado por las acciones de la barra catracha, que minutos antes de iniciar el encuentro agredió a la barra cacique, que intentó quitar de la malla algunas mantas de los visitantes.
El juego de vuelta se hará el miércoles 30 de agosto en Tegucigalpa.