Deportes

Chelsea y Barça en 'grupo de la muerte'


MÓNACO / AFP
Los dos nuevos monstruos del fútbol europeo, el FC Barcelona y el Chelsea, cruzarán de nuevo sus caminos en la primera fase de la Liga de Campeones, en el temido 'grupo de la muerte', el grupo A, después de haber medido ya sus fuerzas en las dos últimas ediciones de la competición.
El Barça, que inicia la defensa de su segunda Champions, se reforzó con todo un campeón del mundo, el italiano Zambrotta, y con un subcampeón, el francés Thuram.
En frente, los catalanes encontrarán a los Blues de José Mourinho, los que han vuelto a ser etiquetados de "Galácticos", al reclutar a dos pesos pesados, el alemán Ballack y el ucraniano Schevchenko.
El primer combate Chelsea-FC Barcelona promete ya un bonito espectáculo el 18 de octubre (antes de la vuelta el 31 de octubre en el Camp Nou).
Los dos equipos han tomado la costumbre de cruzarse en octavos de final de la Liga de Campeones estas dos últimas temporadas. En 2005, el club del multimillonario ruso Roman Abramovich había salido victorioso (1-2, 4-2) antes de doblar la rodilla al año siguiente (2-1, 1-1).
El Levski Sofia no tuvo suerte en su primera participación en la Champions y fue a parar a este grupo infernal, junto con los alemanes del Werder Bremen.
Los Gunners del Arsenal, finalistas infelices de la última edición, heredan un grupo a su alcance con el FC Oporto, el CSKA Moscú y el Hamburgo.
El Inter Milán y el Bayern Múnich tienen también todas las cartas a su favor ante el Sporting Portugal y el Spartak Moscú en el grupo B.
El AC Milán, repescado 'in extremis', a pesar del escándalo de los partidos amañados en el Calcio, parte también como favorito frente al Lille, AEK Atenas y Anderlecht (grupo H).
El Real Madrid, rey de Copas de Europa, con nueve trofeos, que no volvió a brillar desde su última victoria en 2002, no debería verse sorprendido por el cinco veces campeón de Francia, el Olympique Lyon, los rumanos del Steaua Bucarest y el Dynamo Kiev (grupo E).
Ironía de la historia, el club 'merengue' se reforzó esta semana a costa de uno de sus rivales directos, al reclutar al mediocampista Mahamadou Diarra, comprado por 26 millones de euros, en Lyon.
El Valencia, finalista en 2000, precisamente ante el Real Madrid, se enfrentará por su parte, en el grupo D, al AS Roma, Olympiakos y Shakhtar Donetsk.