Deportes

Se escapó el triunfo


Emir Alfaro

Real Estelí dejó escapar un posible histórico triunfo ante el Saprissa de Costa Rica, al empatar 1-1 ante los campeones de Concacaf, ayer en el estadio Independencia de Estelí, en el juego de ida de la primera fase del Torneo de Campeones y Subcampeones de Concacaf.
El argentino Víctor Hugo Sánchez anotó de cabeza al minuto 23, luego de una jugada de lujo de Wilber Sánchez, quien aprovechó un error del capitán tico Víctor Cordero, se desplazó por la banda derecha, se quitó con una finta a un defensor y centró para encontrar a Víctor, quien, sin marca, cabeceó al segundo poste, fuera del alcance del arquero Fausto González.
El cuadro morado debió recurrir a la experiencia de sus mejores jugadores para empatar el encuentro en el segundo tiempo. El técnico Hernán Medford envió como9 cambios a Alonso Solís, Alejandro Alfizar y Pablo Méndez, para darle mayor ataque a su equipo.
Fue Solís quien aprovechó el cobro de una falta en el borde del área para empatar las acciones al minuto 76, en disparo que burló al arquero Sergio Chamorro, al pasar por encima de la barrera en una gran definición.
El Tren del Norte dejó sentada su calidad al complicar al conjunto morado, con un planteamiento en la media cancha que contó con Jaime Cristanti en la recuperación, a la par de Elmer Mejía, mientras Víctor se enlazaba con Samuel Wilson y Wilber Sánchez.
En la defensa, Néstor Holweger, Erick Vallecillo y Jaime Ruiz lograron detener la ofensiva tica, que abrió con Jairo Arrieta, Allan Alemán y Joshimar Reid, además del nica nacionalizado tico Yáder Valladares, en la media cancha haciendo un buen trabajo junto a Saúl Phillips. El técnico pinolero Otoniel Olivas envió a la cancha a Rudel Calero por Samuel Wilson, esperando mayor presión en la delantera, lo que no se pudo aprovechar por el cansancio de Víctor Sánchez; al igual que el cambio de David Martínez por Wilber Sánchez, pues al final se mantuvo con un delantero, replegando la media cancha para mantener el marcador.
El empate no fue lo esperado por el Saprissa, que se fue impresionado por el accionar pinolero, y los locales quedaron con un sabor agridulce, pues el triunfo estaba al alcance.