Deportes

Yanquis dan quinto golpe


Xavier Araquistain

Una inimaginable barrida de cinco juegos completaron ayer los Yanquis en el Fenway Park, al imponerse 2x1 a los locales Medias Rojas de Boston.
Los Yanquis barrieron el doble juego el viernes, 12x4 y 14x11, siguieron con otro triunfo el sábado, de 13x5. El domingo sacaron un juego de las brasas que perdían 5x4, y estando a un out de la derrota empataron y lo ganaron en extrainning, 8x5. Y ayer, Cory Lidle les tiró seis innings de blanqueadas y Bobby Abreu con doble contribuyó al triunfo.
Los Yanquis, que habían barrido por última vez una serie de cinco juegos en el Fenway Park en 1943, terminaron anotando 49 veces, por 26 de los Medias Rojas en esta serie, y se alejaron a seis juegos y medio de los Yanquis, los que han quedado como líderes absolutos de la División Este. Las posibilidades de Boston quedan concentradas en recuperarse para poder pelear el puesto de comodín, que hasta el momento va siendo de los Medias Blancas de Chicago.
La última vez que Boston había sido barrido en una serie de cinco juegos fue ante los Indios de Cleveland, en el súper año de la tribu, 1954. Los Yanquis también le habían clavado barrida de cinco juegos, pero en Nueva York, entre el 28 y el 30 de septiembre de 1951. Pero la serie conocida como “La Masacre de Boston” sucedió en 1978, cuando los Yanquis llegaron a la última serie del año a cuatro juegos de Boston y los barrieron para nivelar el liderato, forzar un juego extra y ganar el banderín de la División Este, para luego avanzar a la Serie Mundial contra los Dodgers y ganarla.
Lo de “Masacre” fue porque en la serie jugada los días 7, 8, 9 y 10 de septiembre los Yanquis barrieron anotando 42 carreras y permitiéndoles a los patirrojos solamente 9nueve anotaciones. Eso sucedió hace 28 años, cuando Boston, iniciando el mes de septiembre, tenía 14 juegos de ventaja sobre los Yanquis y éstos se dieron a la tarea de ganar y ganar, incluyendo barrida a Boston, en series de tres (en Nueva York) y cuatro juegos (en Boston).
Fue necesario un juego extra, porque ambos equipos finalizaron el calendario regular con 99 triunfos y 63 derrotas. La sede del juego extra la ganó Boston. Ron Guidry (25-3) fue el lanzador designado por los Yanquis y Mike Tórrez por Boston, y un jonrón de tres carreras del torpedero Bucky Dent, venciendo el “Monstruo Verde”, le dio la victoria 5x4 y el título del Este a los Yanquis, que luego eliminarían en la Serie de Campeonato de Liga a Kansas City y derrotarían 4-2 en la Serie Mundial a los Dodgers de Los Ángeles.
Coincidentemente, la última barrida de cinco juegos que se había visto en las mayores la habían infringido los Medias Rojas a los Azulejos de Toronto en el 2002, en el mismo Fenway Park, en donde este pasado fin de semana el bullpen de Boston lanzó para una pésima efectividad de 12.67, permitiendo al menos cuatro carreras en cada desafío entre viernes y domingo, mientras los abridores patirrojos lanzaban para 10.02. Ahora, Yanquis, con 75 ganados y 48 perdidos, le sacan cómoda ventaja de 6.5 juegos a Boston, que tiene balance de 69-55.
Jonathan Papelbon que no le había permitido carreras en ocho salidas a los Yanquis, el domingo con el juego 5x4 y a un out del triunfo, cedió hit de Derek Jeter que empató el score y obligó al extrainning, donde jonronearon Jason Giambi y Jorge Posada.