Deportes

¿El nuevo villano del juego?

* “Una de las razones del por qué Vinny ha estado exitoso esta temporada es porque le gusta lanzar pegado, y él va a continuar haciendo eso”, dijo Buck Showalter, manager de los Texas Rangers

El abridor de Texas, Vicente Padilla, no es un extraño cuando ensaya pitcheos adentro.
Pero utilizarlos mucho provocó su expulsión del juego, tras golpear a Juan Rivera en el cuarto inning la noche del martes, y contra un bull-pen incapaz, los Angelinos vencieron a Texas 9x7.
Padilla golpeó a Vladimir Guerrero en el tercer inning, y nuevamente le lanzó muy pegado en el cuarto, haciendo que el umpire, Hunter Wendelstedt, calmara a las bancas de los dos equipos. Guerrero le respondió, después de ese lanzamiento pegado a Padilla, de manera brusca, con un cuadrangular de tres carreras, el que puso el juego 6x3.
Tras dominar a Garret Anderson por elevado, Padilla golpeó a Juan Rivera y de inmediato vino su expulsión. Ambas bancas ya habían sido advertidas y el mentor Buck Showalter también fue expulsado.
“Una de las razones del por qué Vinny ha estado exitoso esta temporada es porque le gusta lanzar pegado, y él va a continuar haciendo eso”, dijo Showalter.
Padilla golpeó el pasado 14 de junio al catcher de los Medias Blancas, A.J. Pierzynski dos veces en el juego, lo que provocó que el mentor de Chicago, Ozzie Guillen, ripostara mandando al novato Sean Tracey, a golpear a Hank Blalock. Tracey no lo hizo en dos oportunidades y Guillén alterado lo despachó a las Ligas Menores al día siguiente.
Los problemas continuaron con los Medias Blancas, cuando Padilla nuevamente golpeó a Alex Cintrón el pasado 23 de junio. Guillén dio entonces la orden a su lanzador Jon Garland, que golpeara al intermedista de Texas, Ian Kinsler.
Garland no lo hizo y fue regañado fuertemente por Guillén cuando culminó el episodio.
El martes fue la primera vez que Padilla experimentó las consecuencias por ser muy agresivo lanzando adentro. Solamente duró 3.2 entradas en las que permitió ocho hits y fue víctima de seis carreras.
“Yo sé que la Liga tomará en cuenta eso, porque realmente necesita hacerlo”, dijo el manager de los Angelinos, Mike Scioscia.
Con Padilla fuera del juego, la ofensiva de Texas despertó, pero muy tarde, estaba el relevo en acción, y el equipo no pudo obtener la victoria.
“Cada vez que Padilla está en la loma todos sentimos que tenemos buenos chances de ganar”, dijo el campocorto Michael Young. “Es muy triste perder juegos así. Especialmente cuando son de mucha importancia”.
Padilla estando en la loma, ayuda bastante a los Rangers. Pero en esta ocasión su presencia fue lo clave para la derrota.
TRADUCCIÓN: CARLOS ALFARO