Deportes

Yelena inalcanzable


Gotemburgo, Suecia / EFE -La rusa Yelena Isinbayeva, plusmarquista mundial, completó el círculo con el oro que le faltaba en su libro de conquistas, aunque se le resistió el récord del mundo, bajo la lluvia de Gotemburgo, mientras que el sueco Christian Olsson volvió a ganar en una gran competición, tras su largo periodo de baja.
La campeona olímpica y universal, la última en entrar en competición, fue otra vez la reina de las alturas. Ganó con una marca de 4.80, nuevo récord de los europeos, e intentó superar en un centímetro su plusmarca universal, pero la lluvia hizo imposible que se elevara por encima de los 5.02, un centímetro más del récord del mundo que había establecido hace exactamente un año, el 12 de agosto de 2005, en los Mundiales de atletismo de Helsinki.
Plata en Munich’02, se quedó sola cuando solventó al segundo intento los 4.80 y la única aspirante a destronarla, la polaca Mónica Pyrek, cometió un error sobre esa altura, el que se unió a los dos que arrastraba desde los 4.70.
La también rusa Svetlana Feofanova, defensora del título, se quedó fuera del podio, ya que la tercera plaza fue para su compatriota Tatyana Polnova, con 4.65, quince centímetros más que la ex plusmarquista mundial.
El sueco Christian Olsson ofreció una nueva alegría a los abarrotados graderíos del Ullevi, al hacerse con el oro en el triple salto, ante la mirada del británico Jonathan Edwards, quien posee el récord mundial conseguido precisamente en este escenario.
Edwards vaticinó que el sueco podía mejorar su récord de 18.29, pero el nórdico, que solamente hizo válidos los dos primeros saltos, se quedó en 17.67, pero le valió para ganar con autoridad por delante del británico Nathan Douglas (17,21) y el rumano Marian Oprea (17.18).
Olsson, tras muchos meses de sufrimiento después de una operación que le hizo perderse varios meses de atletismo, incluidos los Mundiales de Helsinki, se reencontró con la gran competición y revalidó su título, lo mismo que hizo Marta Domínguez en el 5 000, carrera en que demostró su carácter competitivo y en una prueba que fue a un ritmo ideal para ella fue la más rápida al final para ganar en el sprint a la rusa Liliya Shobukhova y a la turca Elvan Abeylegesse, ex plusmarquista mundial.
El letón Stanislav Olijar cumplió con los pronósticos en los 110 metros vallas y se convirtió en el sucesor del británico Colin Jackson, que había ganado los cuatro títulos seguidos.
Olijar se mostró muy superior para ganar con 13.24. El alemán Thomas Blaschek (13.46) y el británico Andy Turner (13.52) se colaron en el podio en detrimento de los otros dos aspirantes, el ruso Igor Peremota y el sueco Robert Kronberg.
La sexta y penúltima jornada de Gotemburgo 2006 fue una fiesta para la delegación de Bielorrusia, que sumó tres títulos en peso femenino, martillo masculino y 3,000 obstáculos femeninos.
Natallia Khoroneko, campeona mundial en pista cubierta de Moscú’06, lanzó la bola hasta los 19.43 metros, para acabar con la racha victoriosa de dos años de su compatriota Nadzeya Ostapchuk, campeona universal al aire libre en Helsinki’05 (19.42). Petra Lammert (19.17) sólo pudo hacerse con el bronce.