Deportes

“El Pollo” fue un “diablo”


Xavier Araquistain

Aunque fue el escenario inicial de la liga de baloncesto de la ACB, la cancha de los Jaguares casi resulta extraña por todos los jugadores, acostumbrados a jugar bajo techo y con el “adorno” de seguir el juego en una pizarra invisible, que no se veía por el fuerte resplandor de sol de la tarde, ayer los Pumas de la Unival nivelaron la serie semifinal B de la ACB al vencer a los Jaguares a domicilio 68x58.
El nivel de altura, que tienen los terrenos de la UAM, y un viento insistente que evita eficacia para los tiradores fueron los principales obstáculos para que el marcador luzca tan pobre. El primer tiempo favoreció a los Jaguares 15-14, en medio de la preguntadera de los pocos asistentes que no adivinaban lo que marcaba la pizarra. Para el segundo período se invirtieron los papeles y los Pumas lo ganaron 16-14 para que se fueran al descanso con raquítico score de 30-29.
Y ya los Pumas no volverían a soltar la estafeta de la ventaja, ganando los períodos tercero y cuarto 15-13 y 23-16, respectivamente, para registrar ventajas de 45-43 en los tres cuartos del partido y cerraron ganando por 10 “bollos” 68-58. La serie se ha empatado a un triunfo por bando, pues el jueves los Jaguares habían ganado 82-78 en la cancha de la UdeM que será la sede del tercer encuentro mañana lunes a las 6:30 pm.
Carlos “El Pollo” González, quien juega “eléctrico” en cualquier cancha, se convirtió en un verdadero diablo, anotando 25 puntos para ser la figura del encuentro. Fue respaldado por el hondureño William Waterhouse con 17. Por la tropa de Juan Mendieta, Ruddy Taylor hizo 14 puntos, Esmilder Rojas 13 y José Antonio Alvarado Jr. aportó 11 unidades.
Hoy domingo a las 5:30 pm en la cancha de la UdeM está programado el tercer duelo entre los Tiburones Bancentro y los Tigres de la UdeM, serie que favorece dos victorias a cero a los múltiples campeones, que tratarán de poner contra las cuerdas a los Tigres con un tercer triunfo corrido. La afición que respalda a los Tigres espera que éstos jueguen en su habitual nivel y no vuelvan a dar un pobre exhibición como la del viernes, cuando los apalearon 122-88. El primer juego lo ganaron los escualos 99-91.