Deportes

Baten récords mundiales


La alemana Britta Steffen batió ayer el récord del mundo de los 100 metros libre en los campeonatos de Europa que se disputan en Budapest, con una marca de 53.30.
El anterior récord lo tenía la australiana Lisbeth Lenton, con 53.42, desde el pasado 31 de enero, cuando lo registró en Melburne.
Steffen ya anunció, el pasado lunes, de lo que sería capaz de hacer en Budapest, cuando con sus compañeras del relevo 4x100 libre rebajó la mejor marca mundial de esa distancia, también en posesión de Australia, con un equipo en el que estaba Lenton.
De paso, la nadadora alemana también se llevó por delante el mejor registro continental en poder, desde 2000, de la histórica atleta holandesa Inge de Bruijn, con 53.77, logrado en los Olímpicos de Sydney.
La nueva plusmarquista mundial es una auténtica sorpresa, ya que apenas tiene palmarés destacado en pruebas de alto nivel internacional.
Otro récord mundial que cayó ayer fue el de los 100 metros braza masculino, de parte del estadounidense Brendan Hansen, quien marcó 59.13 en los campeonatos de Estados Unidos, en la localidad californiana de Irvine.
Hansen, subcampeón olímpico en Atenas, tenía el récord mundial de la especialidad en 59.30, una marca que obtuvo en las pruebas de selección olímpica de 2004.
El plusmarquista mundial superó en casi un segundo a Scott Usher, que hizo un crono de 1:01.11.
En Budapest también se logró un récord histórico en los 800 metros libre femenino, de parte de la francesa Laure Manaudou, quien cronometró 8:19.29, para tumbar el viejo registro europeo que estaba en posesión de la nadadora de la que fuera República Democrática Alemana, Anke Mohring, desde agosto de 1987, con 8:19.53, en los continentales de Estrasburgo, en Francia.
Manaudou amenazó otro récord, éste más histórico, el del mundo que está en posesión de la estadounidense Janet Evans desde 1989, en Tokio, con un registro de 8:16.22.
El húngaro Laszlo Cseh se proclamó campeón de Europa de los 200 metros estilos y rebajó la mejor marca de los campeonatos que tenía desde 1995 el finés Jani Sievinen, en Viena.
Cseh hizo 1:58.17 y puso “boca abajo” la abarrotada piscina de la capital de su país, para ganar el primer oro en Budapest 2006 para su país y superar la marca del finés, 1:58.61.
La ucraniana Ganna Khlystunova batió el récord de esta competición en los 100 braza para proclamarse campeona europea de la distancia, con un registro de 1:07.55. El anterior lo tenía la sueca Emma Igelstrom, desde Berlín 2002 con 1:07.87.^o