Deportes

Nicaragua dice adiós a Cartagena

La delegación pinolera que todavía está en Colombia regresa hoy al país, luego de la modesta presentación en estos Juegos que ganó Cuba, por una buena diferencia sobre México.

La delegación nicaragüense cerró ayer su participación en los Juegos Centroamericanos y del Caribe con las presentaciones del atletismo, lucha y taekwondo, donde no se logró medallas, terminando con un total de cuatro preseas de bronce en estos Juegos.
En la edición de los Juegos CA y del C de 2002 Nicaragua logró una medalla de oro, con Svitlana Kashchenko en tiro deportivo y cuatro de bronce, y este año sólo se pudo obtener los terceros lugares.
Ayer la jabalinista Dalila Rugama lanzó el dardo hasta los 53.05 metros, siendo nuevo récord de una nica en un evento oficial, quedando en el sexto puesto de siete competidoras, superando a una participante de Santa Lucía.
En esta prueba la campeona mundial cubana Osleydis Menéndez fue relegada al bronce, con 59.64; el oro fue para su compatriota Sonia Bicet (63.60) y la plata para Leverme Eve de Bahamas (59.89).
Rugama declaró al colega Moisés Ávalos, divulgador del Comité Olímpico, que tuvo problemas con el agarre de la jabalina. "Como son nuevas se me estuvo deslizando hacia la derecha, por eso todos los envíos fueron del centro a la derecha", comenta. "Me sentí bien. Calenté lo necesario. Siento que le metí más fuerza a los primeros tres lanzamientos", añadió. "Me gustó la pista, me sentí más cómoda que en Managua, aquí sentí que pude caminar mejor", concluyó.
Cerca de la medalla en lucha
El luchador José Tomás López llegó “desbaratado” a la repesca de los 60 kilogramos estilo libre y perdió por puntos la medalla de bronce en una dura batalla contra Colombia. El pequeño gladiador derrotó por puntos a un hondureño y por superioridad técnica a un venezolano, pero luego se topó con el cubano Leandro Quintero Rivalta, campeón mundial, quien lo doblegó, no sin antes reventarle la boca, inflamarle uno de sus pómulos y romperle la nariz.
Magdiel Gutiérrez, entrenador de López, lamentó que su pupilo se haya encontrado al cubano antes de la oportunidad de la medalla. "Sin el campeón mundial en el camino Tomás ganaba. El problema es que llegó a la repesca desbaratado, sangrando de los labios, de uno de sus pómulos y de la nariz", señala. José Tomás, quien terminó de pie contra el campeón mundial, dijo: "Me fajé, también le di con todo. Él era mejor por sus condiciones y su fogueo, pero no tenía más coraje que yo".
Leonel Chávez, de los -78 kilogramos, logró el único triunfo del taekwondo pinolero, al derrotar en su primer combate por 7-2 a Jason Julieta, de Antillas Holandesas. Sin embargo, con la medalla de bronce en juego, fue vencido 4-3 por Chinedum Osuji, de Trinidad y Tobago. "Nos sacaron la medalla del bolsillo", dijo Eddy Silva, entrenador de Chávez. Por su parte, el pequeñín Mario Muñoz (-58 kg) perdió 4-0 ante un campeón panamericano de México.