Deportes

Landis estremece al Ciclismo


PARÍS / AFP
El estadounidense Floyd Landis, vencedor del Tour de Francia, que concluyó el pasado domingo, dio positivo por testosterona en un control antidopaje realizado durante la carrera, informó este jueves su equipo Phonak.
El control sospechoso le fue realizado después de su victoria en la 17ª etapa, en Morzine, que ganó tras culminar una escapada de 130 kilómetros por un recorrido de alta montaña en los Alpes.
El estadounidense, de 30 años, recuperó el maillot amarillo de líder dos días después de esa victoria, el sábado, en la última contrarreloj, para proclamarse por primera vez campeón del Tour de Francia, el domingo en París.
Según su equipo, Landis tiene intención de pedir el contraanálisis, que será practicado en el mismo laboratorio que el primero, en Châtenay-Malabry (Francia).
Si es sancionado por dopaje, será el primer vencedor en la historia del Tour que es despojado de su triunfo.
El miércoles, la Unión Ciclista Internacional (UCI) anunció que se detectó un resultado "anormal" en un control antidopaje de la carrera francesa, sin revelar el nombre del ciclista concernido ni la sustancia detectada.
La UCI precisó que ese control era de la primera muestra, y que debía ser confirmado por el contraanálisis a petición del corredor o por la renuncia del mismo a solicitarlo.
Se trata del primer líder del Tour en ser declarado positivo en un control clásico (de orina) desde el caso del español Pedro Delgado en 1988. Delgado no fue sancionado porque la sustancia que se le detectó (Probenecide) no estaba prohibida en esa época por la UCI, aunque sí por el Comité Olímpico Internacional (COI).
Sin embargo, los últimos vencedores del Tour fueron todos objeto de diversas sospechas.
El alemán Jan Ullrich, vecendor en 1997, está presuntamente implicado en una red de dopaje desmantelada en mayo en España. El niega las acusaciones, pero fue despedido por su equipo.
Su sucesor en el palmarés en 1998, el fallecido italiano Marco Pantani, fue apartado de la competición la víspera de la conclusión del Giro de 1999, por un nivel extraordinario de hematócrito.
Por su parte, el estadounidense Lance Armstrong siempre negó haberse dopado en 1999, cuando logró la primera de sus siete victorias en la ronda gala. Pero según un análisis realizado con fines de investigación, por tanto, sin las garantías ni controles propios de los oficiales, consumió eritropoyetina (EPO).
En la clasificación final del Tour-2006, Landis quedó primero, por delante del español Oscar Pereiro (Caisse d'Epargne), del alemán Andreas Kloden y del también español Carlos Sastre.
Desfallecido en la ascensión a La Toussuire, donde perdió más de ocho minutos respecto a sus rivales directos, Landis dio la vuelta a la carrera al día siguiente, en una hazaña que recordó las gestas de antaño, como las del campeón belga Eddy Merckx, quien le aconsejó ese ataque de lejos camino a Morzine.
El Phonak precisó en un comunicado que en aplicación del código ético de los equipos de la elite ProTour, el ciclista fue apartado de la competición provisionalmente (el miércoles se dio de baja en Chaam, Holanda, y este mismo jueves en Silkeborg, Dinamarca).
En caso de confirmarse el dopaje se enfrentará al despido. Pero, "por el momento hay que esperar al contraanálisis", dijo su director John Lelangue.
Pereiro prefiere ser segundo
Mos, Pontevedra, España / EFE.- El ciclista español Oscar Pereiro dijo ayer a EFE que prefiere quedarse "en el segundo puesto" del reciente Tour de Francia y "que se confirme que (el estadounidense Floyd) Landis --vencedor de la prueba-- no ha dado positivo".
Pereiro hizo estas declaraciones tras conocerse que el reciente ganador del Tour de Francia dio positivo con un "alto contenido" de testosterona, en un control antidopaje, lo que de confirmarse daría a Pereiro el título de la ronda ciclista.
"Mientras no lo confirme la UCI (Unión Ciclista Internacional) no se puede decir nada, a pesar de lo que haya comunicado el Phonak--equipo de Landis--. De todas maneras, en estos momentos tengo un sentimiento agridulce, porque ésta es una mala noticia para el ciclismo y prefiero quedarme con el segundo puesto y que no se confirme el positivo", declaró a EFE Pereiro.
El ciclista gallego, amigo personal de Landis, con el que coincidió en el Phonak, destacó que "a nadie le gusta ganar de esta manera".
"Preferiría poder celebrarlo en París subido al cajón más alto del podio", concluyó Pereiro.